Rescate de pequeña chimpancé revela tráfico de primates

El tráfico de estos animales es un negocio cruel y multimillonario.

La pequeña chimpancé fue encontrada rodeada de 7 cabezas y 30 extremidades que habían sido ahumadas para preservar la carne, las personas que la rescataron dan cuenta de que la cría, al mero contacto humano, empieza a sollozar.

De acuerdo con los expertos, el tráfico de primates se divide en dos, por un lado está la venta de su carne como platillo exótico para El Cairo, Nigeria, China y demás países asiáticos; y por el otro está la venta de los bebés como mascotas. Por estas razones es que las madres que cargan a sus crías son las más vulnerables, ya que cubren estos dos perfiles además de ser más lentas y estar más débiles.

chimpanzeemother1943388i.jpg

(c) anono / edenfarmanimalsanctuary

El tráfico ilegal de especies es un negocio sumamente rentable, ya que se encuentra dentro de las 5 actividades que se realizan fuera de la ley con más ingresos, por ejemplo una pareja de chimpancés con sello CITES (Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre) llega a valer $16 000 euros, una pareja de bonobos, también conocido como chimpancé pigmeo, llega a valer $38 000 euros por pareja, pero si se llega a obtener un orangután estos llegan a comprarse en $240 000 euros.

El rescate fue hecho por GRASP (Great Apes Survival Partnership) en conjunto con el Instituto Jane Goodall España (IJG), y ellos mencionan que aunque los precios del comercio suenen exhorbitantes, la cantidad de dinero que se le da a los cazadores furtivos es prácticamente nula, por lo que se podría fácilmente erradicar este problema si se lidia únicamente con ellos y se deja a las mafias de lado.

bdykabirbakiewikimedia.jpg

(cc) Kabir Bakie / Wikimedia