Encuentran una momia de bisonte de 9.000 años en Rusia

El ejemplar de bisonte Yukagir conserva distintos órganos como cerebro, corazón y aparato digestivo.

A fines de la Era de Hielo muchos mamíferos de gran tamaño se extinguieron. Uno de estos fue el bisonte de estepa (Bison priscus) que desapareció hace casi 11.000 años.

Recientemente, un equipo de científicos de la Academia Rusa de Ciencias de Moscú realizó un espectacular hallazgo: Encontraron una momia de bisonte congelado y en casi perfecto estado en Siberia. De hecho esta sería una de las momias más completas de esta especie y tendría cerca de 9.300 años.

“La momia de bisonte Yukagir es el tercer hallazgo de este tipo en el mundo, y es uno de los dos ejemplares adultos que se mantienen preservados con los órganos internos en condiciones de congelación” señala la científica del yacimiento Mammoth Hot Spring de Dakota del Sur, Olga Potapova.

Según los científicos que realizaron la necropsia, el ejemplar tiene su cerebro completo, el corazón, los vasos sanguíneos y el aparato digestivo, aunque igual hay órganos que se han reducido por el pasar del tiempo.

La anatomía del animal es prácticamente normal y se cree que pudo haber muerto de hambre debido a la falta de grasa alrededor del abdomen, indica Agencia SINC.

“La excepcional conservación de la momia de bisonte Yukagir permite hacer comparaciones anatómicas con especies modernas de bisonte y ganado, así como con otras especies extintas de bisonte, perteneciente al límite del PleistocenoHoloceno“, explica el investigador del Instituto Paleontológico de Moscú, Evgeny Maschenko.