México apoyará la conversión de autos a gas natural

Una idea que no suena tan buena si pensamos de dónde y cómo se obtendrá el gas natural que el gobierno vende como “combustible limpio”.

Tras la inauguración de Green Solutions el día de ayer, un foro sobre inversiones verdes que se realiza en Aguascalientes, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, anunció el nuevo programa del gobierno federal para la conversión de vehículos de gasolina a gas natural que se espera realizar en 2015.

La idea es que, cambiando el parque vehicular de gasolina a gas natural, se pueda utilizar un “combustible limpio” y barato con el que la gente pueda ahorrar hasta un 50%, además de requerir una inversión menor en comparación a un automóvil eléctrico.

Esta puede parecer una buena idea dado que un vehículo a gas recorre el doble de distancia con la mitad de lo que cuesta la gasolina. En términos económicos y ambientales sonaría lógico. Lo que se me hace sospechoso es que el gobierno disfraza la idea del gas natural como un “combustible limpio”.

La obtención del gas natural no se acerca a la búsqueda de energías renovables y tampoco se aleja de la extracción de hidrocarburos. Los procesos que se llevan a cabo para obtener el gas pueden ser muy peligrosos para el medio ambiente.

Hemos hablado mucho del fracking y la cantidad de consecuencias ambientales que conlleva. Pues el gas shale obtenido de este proceso también se considera gas natural y en este sentido no encuentro la razón por la que se le pueda llamar “combustible limpio”.

Debemos tener mucho cuidado con las ideas verdes que el gobierno plantea pues, el fracking no será la solución al cambio climático. La única forma de revertir este efecto es invertir en el desarrollo de energías renovables y que sean amigables con el medio ambiente.