Crece la población de tortugas gigantes en las Islas Galápagos

Las tortugas gigantes de las islas Galápagos casi se extinguen en la década de 1960, cuando quedaban apenas 15 ejemplares. Hoy son casi 2.500 viviendo libremente y sin problemas.

A finales de la década de 1960, las tortugas gigantes de las Islas Galápagos vivieron su época más difícil. Había alrededor de 15 individuos que no se encontraban para aparearse y la comida escaseaba. Después de 50 años, existen cerca de 2.500 individuos de la especie Chelonoides hoodensis viviendo en paz y creciendo sin problemas.

La principal causa de que las tortugas gigantes se encontraran al borde de la extinción fue el humano. Al llegar a las islas, los balleneros y piratas las capturaban para llevarlas en sus barcos, así tenían una fuente de carne con ellos. Las tortugas podían mantenerse sin comer y sin beber nada casi un año y aún así proveer alimento para la tripulación.

Otro problema fueron las cabras que los humanos introdujeron a las islas. Las cabras se alimentaban de los cactus, que también es el alimento de las tortugas Galápagos. Al ser más numerosas y ágiles, depredaron la comida dejando a las tortugas sin forma de sobrevivir.

Lamentable pero necesario, las cabras fueron eliminadas de las islas en 1978 durante un programa de erradicación que fue impulsada por las autoridades. Esto le permitió a las tortugas una nueva oportunidad de vivir.

Ahora las tortugas al igual que los cactus de los que se alimentan crecen sin ningún problema. Si la población sigue creciendo se evitará que suceda lo que con Solitario Jorge, el último ejemplar de la especie Chelonoidis abigdoni, quien fuera símbolo de las islas Galápagos y extinto en 2012 al no encontrar pareja de su propia especie durante décadas de intentar reproducirlo.

Las islas Galápagos son Patrimonio Natural de la Humanidad declarado así por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, además del hogar de esta impresionante especie que ha logrado sobrevivir en las condiciones más adversas. Por suerte hoy los principales problemas que encuentran son volcánicos o marítimos.