SpaTap convierte cualquier botella en una regadera portátil

SpaTap es una sencilla tapa que te ayuda a optimizar el agua de una botella. Puedes usarla como regadera o lavamanos en lugares con poca infraestructura evitando el desperdicio.

Cuántas veces no has ido a la playa, a acampar o simplemente a jugar fútbol y necesitado agua para lavarte las manos o limpiar una herida pero lo único que tienes es una botella de agua que vacías torpemente y se acaba en 3 segundos sin limpiar lo que necesitabas.

La mayoría nos hemos visto en esta situación y es que, además del costo, tiras casi la mitad y produces mucha basura pues quizás una no te sea suficiente. De este problema nació SpaTap, una tapa para botellas diseñada para controlar la salida del agua evitando el desperdicio en lugares donde este servicio es inaccesible.

SpaTap se coloca en la boca de la botella y se cuelga de manera invertida con unas cuerdas en cualquier lugar donde haya un clavo, rama, incluso puedes sujetarla con tus propias manos mientras alguien más la utiliza. La tapa tiene una pequeña válvula con la que se controla la salida del agua, Los orificios de la tapa permiten que el agua se distribuya mejor gastando menos.

Con una botella de 2 litros de agua puedes lavarte las manos hasta 20 veces utilizando SpaTap. Además puedes rellenar botellas con agua del grifo en vez de comprarlas. ¿Deseas un baño caliente? Deja la botella al sol un rato. SpaTap está fabricada con silicón médico que además de resistente es 100% reciclable.

Las situaciones en las que puedes utilizar SpaTap son infinitas, desde un día en la playa hasta lugares remotos con poca infraestructura o zonas de conflicto. Lo importante es hacer uso responsable de este limitado recurso. SpaTap fue fondeado con éxito en Kickstarter así que esperamos que pronto esté disponible en todo el mundo.