El trueque: Un modelo sostenible que se adapta a los nuevos tiempos

En las redes sociales han aparecido nuevos espacios de trueque que superan los miles de “cambiadores”.

Hace aproximadamente un mes me llegó una invitación en Facebook a un grupo llamado “Te Lo Cambio”. Me llamó la atención y me uní. Se trataba de un grupo de trueque, donde la gente ofrecía cosas que no usaba o que ya no le gustaban, y otros ofrecían de vuelta artefactos que podrían interesarle al creador del comentario.

Al comienzo no eran más de 80 a 100 personas. Poco a poco los usuarios fueron aumentando y las ofertas también crecieron. Ya no solo eran zapatillas, vinilos o chaquetas, sino autos, motos, campos, etc. Lo que se les ocurra podría aparecer en Te Lo Cambio (eso sí todo dentro de lo legal). Realmente la gente se ha tomado en serio este grupo que nació como un experimento y que hoy podría tener grandes proyecciones.

Según explica su creador, Maximiliano Cueto, “hace algunos años tuve un bar cercano a las Termas de Chillán en Las Trancas. Ahí conocí gente del pueblo, gente que casi vivía del trueque. Por ejemplo había un caballero que cortaba leña. Si necesitaba leche o queso, simplemente le cortaba leña a la señora que tenía las vacas. Esto despertó mi admiración”.

Max comenta que el grupo nació como una idea para intercambiar cosas entre amigos, pero fue creciendo muy rápido, sorprendiéndose de la pronta expansión del grupo.

El trueque es una práctica que existe desde el neolítico, tiene aproximadamente 10.000 años de existencia, surgiendo junto a la aparición de las primeras sociedades agrícolas y ganaderas. Sin duda tiene sus ventajas y sus desventajas en el sistema actual. Pero lo más relevante es que permite optimizar recursos y reutilizar artefactos que podrían terminar en la basura. Es decir, una excelente forma de reutilización.

El furor del grupo ha llevado a la creación de 2 grupos más para la gente de las regiones de Valparaíso y Biobío. Además, Max Cueto comenta que este próximo sábado realizarán una especie de encuentro casual que tiene como objetivo “empezar a tantear el terreno” para ver cómo funcionaría algo más grande y formal.

Al cierre de esta nota el grupo ya contaba con 7.447 miembros.

img20140717203733660x550.jpg

Tornamesa que adquirí gracias a un trueque.