Oficial la prohibición de circos con animales en Distrito Federal

A partir de ahora, los circos tienen un año para reinventarse y eliminar los números que requieran animales. Un gran paso para la Ciudad de México.

Este martes el Gobierno del Distrito Federal publicó, en la Gaceta Oficial, las modificaciones a la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos que impide el uso de animales en circo. Con este paso se hace oficial la reforma, entre el festejo de animalistas que la apoyan y la desaprobación de los empresarios circenses, que buscan la manera de evadir, vetar o ampararse.

A partir de esta fecha, los circos tienen un año para reinventarse y modificar su repertorio. Por otro lado, pueden tener a los animales, pero sin usarlos en números, en promoción, ni para tomarse fotos con ellos; sí lo solicitan se les pondrá en contacto con algún santuario o reserva que pueda recibirlos y darles una mejor calidad de vida.

Vale la pena recordar que esta ley considera a animales silvestres, marinos y domésticos por igual — lo cual incluye perros y caballos, además de leones y tigres. Para quienes no cumplan con lo dispuesto serán sancionados con una multa que va desde los 9 mil a los 12 mil días de salario mínimo — un equivalente hasta de 807 mil 480 pesos mexicanos (62.257 USD, aproximadamente).

¿Ley inconstitucional?

tigrecirco660x550.jpg

(cc) Christian Ramiro Gonzalez Verón / Flickr

Después de la votación del dictamen en la Asamblea Legislativa, la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo realizó una serie de reuniones y manifestaciones; hasta solicitaron a Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, vetar la prohibición con su respectivo sustento legal. Para los cirqueros, esta reforma es inconstitucional.

Hay graves violaciones a la Constitución Política, al Artículo 13, que dice que las leyes no pueden ser privativas sino generales, de manera que no se puede legislar para un sector  específico de la sociedad. Se está atentando contra el Artículo 5, que habla del derecho al trabajo, mientras sean actividades lícitas”, Federico Serrano, Asociación Mexicana de Circos.

La Unión asegura que este tema entra en las facultades de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (Profepa) y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), quienes no han comprobado la existencia de maltrato hacia los animales en estos espectáculos. Según Armando Cedeño, propietario del circo Fuentes Boys, se han inspeccionado 68 circos, entre los cuales sólo 3 encontraron presuntas irregularidades.

Aún cuando pertenece al marco de acción de Profepa y Semarnat, se sabe que estos no actúan de manera inmediata ante las denuncias, lo cual llega a entorpecer su misión — hay denuncias que tardan hasta un año en proceder por diversos factores, entre ellos la falta de recursos y personal —.

En cuanto a la ley “específica”, ahí los cirqueros tienen un punto… ¿por qué no aplicarlo en manera general, a otros “espectáculos”?

Ciudadanía dividida

Considerando el debate entorno al tema, Parametría realizó una encuesta para conocer la opinión de la ciudadanía, entre los habitantes del Distrito Federal y a nivel Nacional. Los resultados revelan opiniones divididas con respecto a la prohibición del uso de animales en los circos, algo que queda claro en la siguiente pregunta realizada…

circossinanimales660x550.jpg

© Parametría

Hay una clara tendencia de la ciudadanía a pedir que el gobierno proteja a los animales a través de normas que garanticen que no sean maltratados; algo que existe pero, lamentablemente no se da a conocer, no se ejerce o ni siquiera se toma en cuenta.

Por otro lado, las personas que se manifiestan en desacuerdo con esta nueva ley porque sólo prohibe el uso de animales en circos  y no en otras actividades donde es evidente el maltrato y la muerte de animales, como es el caso de las corridas de toros.


Con o sin evidencia de maltrato, los circos no son lugares adecuados donde estos animales puedan gozar de una vida plena. Son animales silvestres que no tienen libertad, que son explotados y los obligan a participar en trucos o actos que llegan a humillarlos. Estos animales, aunque hayan nacido en cautiverio, merecen vivir de acuerdo a su instinto, en un hábitat lo más cercano al natural.

Es cierto que esta ley es específica, en eso concedo razón. ¿Hasta cuando se procurará el bienestar de otros animales que son maltratados y masacrados en actos considerados espectáculos? En medio de una fiesta de sangre como son los palenques y la tauromaquia. En lo personal, espero que en algún momento el gobierno lo considere.

En el caso de los circos, los animales significan sólo una parte de sus actos, así que pueden eliminarse y plantear nuevas propuestas. Hay compañías circenses sin animales; circos donde los artistas se expresan a través de mímica, malabarismo y contorsión, historias que plantean un mundo fantástico.

Así que esperemos, queridos empresarios circenses, den oportunidad a estos personas que buscan un espacio para compartir su arte. ¿Quieren utilizar animales? Pueden interpretarlos como hacen espectáculos al estilo Cirque Du Soleil o obras teatrales como el Rey León. Se los dejo de tarea.