Aumentan las inundaciones en la costa Estadounidense

A menudo escuchamos sobre los peligros del cambio climático como algo que ocurrirá en el futuro si no tomamos precauciones. Sin embargo, un estudio de Reuters ha demostrado que esos peligros ya han comenzado y ya representan un riesgo para los humanos.

Algunas de las ciudades más afectadas son Annapolis, Wilmington, Washington, D.C., Atlantic City, Sandy Hook y Charleston. En la década de los setentas, ninguna de esas ciudades tenían mareas de categoría “inundación” más de cinco días al año. Desde el 2001, han tenido en promedio veinte días de mareas altas cada año.

El análisis tomó datos en más de sesenta locaciones en las costas de Estados Unidos, con especial énfasis en 25 sitios que cuentan con más de cincuenta años de mediciones. Todos ellos han tenido más días de inundación por año desde el 2001. Sólo en St. Petersburg, Estado de Florida; y Woods Hole en Massachusetts reportan niveles similares en los últimos 50 años.

De acuerdo a la Valoración Nacional del Clima en Estados Unidos, los océanos han subido de nivel un promedio de 8 pulgadas (20 centímetros). Este problema se acentúa por la subsidencia—es decir, por el “hudimiento” del suelo ocasionado por prácticas de extracción de minerales o petróleo.

Las inundaciones causan muchos problemas a nivel personal y de infraestructura. El exceso de agua obliga a cerrar calles, dañar construcciones y llenar los sistemas de drenaje, sin mencionar los problemas de salud que involucra la acumulación de agua.

Las inundaciones recurrentes tienen además el efecto lateral de dañar el valor de las propiedades y aumentar los costos de seguros. En ciudades como Charleston, con más de 120 mil residentes, el control de las inundaciones cuesta más de doscientos millones de dólares en varios proyectos.

Aunque estos resultados son sólo una parte de un estudio mayor, estos datos ya pueden ser tomados en cuenta para tomar acción ahora. Según Charles Chesnutt, ingeniero del Instituto de Recursos Acuáticos menciona que:

…La evidencia es sólida y sugiere que deberíamos ver con mayor seriedad los problemas que se nos avecinan.

Estos datos son parte de una examinación amplia acerca del incremento en los niveles marítimos, que publicará Reuters este año. Está apoyado por las metodologías y consejo de científicos de la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, así como de la Universidad Old Dominion en Norfolk, Estado de Virginia.