Greenpeace no quiere que la explotación del petróleo sea un juego [Actualizado]

Para Greenpeace la explotación de petróleo en el Ártico no es un juego y, por ello, lanza una campaña para terminar la alianza comercial entre Lego y Shell.

Este martes (de tacos), la organización ambientalista montó varias protestas en miniatura en diferentes puntos de Legoland Windsor, ubicado a las afueras de Londres. En estos diferente escenarios, las figuras Lego piden a su propia empresa romper lazos con Shell, que busca perforar el Ártico en busca de crudo.

Estas “manifestaciones” forman parte de la campaña internacional ‘Salva el Ártico de Greenpeace que lleva un par de años luchando para que detener las intenciones de Shell. Al explotar el Ártico se pone en riesgo a un ecosistema vital; junto al uso de combustibles fósiles, podría acelerar de manera significativa el cambio climático.

greenpeacelegowestminster660x550.jpg

© Jiri Rezac / Greenpeace

Actualización: Grupos de Greenpeace unen fuerzas extendiendo la campaña en sus países, desde Chile a Estados Unidos, desde Corea del Sur a Australia, todos formando miniprotestas pidiendo a Lego que rompa lazos con Shell.

Posibles efectos de la explotación en el Ártico

  • Desaparición de las placas de hielo.
  • Aumento del nivel de los mares.
  • Cambio del clima que afectaría a la producción de alimentos.
  • Pérdida de especies, entre otros efectos que no se pueden pronosticar a la fecha.

Alianza Lego-Shell

legogreenpeaceshell660x550.jpg

© Vicki Couchman / Greenpeace

Desde el lanzamiento del Programa de Perforación del Ártico, en 2012, Shell ha enfrentado fuertes críticas de ambientalistas. A partir de ese año, la petrolera vendió o regaló más de 16 millones de sets Lego-Shell en 26 países; una cifra importante para las ventas de Lego.

Por otra parte, a principios de 2014, Lego reportó un récord de ventas que colocó a la empresa danesa como el líder entre las marcas de juguetes, por arriba de la Barbie de Mattel — fenómeno que, también, está relacionado con el lanzamiento de la película —.

Jørgen Vig Knudstorp, el presidente y director ejecutivo de Lego mencionó “a medida que ampliamos el mundo, estamos decididos a dejar un impacto positivo en la sociedad y el planeta que heredarán nuestros hijos”.

Las buenas intenciones de Lego, expresadas en las declaraciones de su presidente, podrían ser un escudo para Shell, una forma de aprovechar la imagen de la línea de juguetes para amortiguar la controversia detrás de su programa.

No todo es increíble

Actualización: A manera de campaña internacional, haciendo referencia a The Lego MovieGreenpeace Internacional lanza un vídeo que asegura No todo es increíble. Un emotivo videoclip donde se ilustra las afectaciones en el Ártico, en caso que se permita la explotación de petróleo.

Defensores del Ártico

Greenpeace pide a Lego que abandone este acuerdo comercial, por dos razones:

  • La empresa petrolera está amenazando el Ártico
  • Está utilizando la buena imagen de Lego para intentar neutralizar la controversia sobre el impacto ambiental de la búsqueda de petróleo en el Ártico.

Todos nos podemos unir a la petición con una firma. Juntos podemos pedirle a Lego que no se asocie con Shell y salvar el hogar del oso polar.