Anuncios medio ambientales de la cuenta pública 2014

En la primera cuenta pública de su segundo mandato, Michelle Bachelet hizo alusión a las medidas que tomará en su gobierno en relación al medio ambiente.

Ya es tradicional que cada 21 de mayo el Presidente de la República haga una cuenta pública anunciando sus avances y los proyectos para los años venideros en el Congreso Nacional. Este año, Michelle Bachelet tuvo 2 horas para referirse a diversos temas a nivel país, de los cuales destacamos los que afectan directa e indirectamente a nuestro medio ambiente.

A lo primero que se refirió la presidenta fue a la catástrofe de Valparaíso y el terremoto de Iquique, donde se comprometió a reconstruir las ciudades, ayudar a los damnificados y crear un plan de seguridad nacional en caso de sismo. Sin embargo, no se refirió si la reconstrucción tendrá en mente la sustentabilidad económica y social de las ciudades o serán igual que antes.

Luego, en materia económica, se refirió a la pesca, sobre todo a la inclusión y desarrollo de los pequeños productores, apostando por el crecimiento de la pesca artesanal, aunque no se refirió directamente a la Ley de Pesca, que es la que más afecta a los pescadores artesanales, ni a la pesca de arrastre, que destruye el fondo marino y mata innecesariamente peces y corales.

En materia energética, destacó que en Chile no hay un desarrollo energético, seguro, sustentable y equitativo, por lo que se comprometió a desarrollar energías renovables no convencionales, para cumplir con la meta de alcanzar el 20% en 2025 (si es que el futuro gobierno continúa con esta iniciativa).

Con respecto a la minería, destacó que debería ser más sustentable, ya que es uno de los principales medios de producción en Chile, que da trabajo a 240 mil personas, y que debe ganarse la confianza de las comunidades, con un actuar transparente para prevenir los conflictos y promover el diálogo. Esto ayudaría a que no ocurran más ecocidios ni que los pueblos originarios sean desplazados frente a los grandes empresarios.

La presidenta se refirió al medio ambiente de manera directa y con acciones concretas. En cuanto a la contaminación ambiental, implementará 14 planes de descontaminación para que, al cabo de sus 4 años de gobierno, un 87% de la población esté protegida con herramientas más eficaces y estándares más exigentes para reducir la contaminación. Además, se refirió al cuidado de los glaciares, que representan una fuente de agua dulce de valor incalculable, y que presentará un proyecto de ley para su protección y el de su entorno.  Sin embargo, la presidenta no se refirió al polémico Pascua Lama.

En cuanto a la agricultura, prometió mejorar la sanidad, la inocuidad y la calidad de los alimentos e invirtiendo la mayor cantidad de recursos hídricos a las pequeñas familias agricultoras. Además dijo que apoyará la inversión a los bosques, pero los bosques a los que se refiere son los de la industria maderera que desplazan y destruyen nuestros árboles nativos.

El tema de la segregación indígena también fue parte del discurso, y prometió hacer un Ministerio de Asuntos Indígenas, un Consejo de Pueblos Indígenas y una Agenda para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y aseguró que haría que el Convenio 169 de la OIT sera respetado, y que la consulta indígena será válida, no como ha sido hasta ahora, desde que se aprobó el convenio en su anterior gobierno, con el decreto 66 que impedía que los indígenas fueran realmente escuchados.

Por último, se refirió a la tenencia responsable, y creará un reglamento especial para el control reproductivo de perros y gatos, y lanzarán un Plan Nacional de Esterilización para solucionar el problema de los perros vagos, y el gobierno apoyará iniciativas de Centros de Atención Veterinaria abiertos a la comunidad.

Fuente: Mensaje Presidencial 21 de mayo