¿Está HidroAysén a punto de fracasar?

Si Endesa y Colbún no inician las obras de las centrales antes de mayo de 2016, la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) podría caducar. Sin embargo, la administración Bachelet ya tiene antecedentes de querer levantar el proyecto.

Aunque en HidroAysén no quieran reconocerlo, cada día que pasa se encarece más el proyecto, por lo tanto, les urge obtener los permisos que aún no poseen para tener las represas “ancladas”. El Comité de Ministros ha pedido dos estudios adicionales relacionados con el impacto hidrológico de HidroAysén, pero estos nuevos análisis demorarán cerca de un año en estar concluidos, lo que podría dejar a la compañía en serio riesgo de perder su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

hidroaysenbarcelona660x550.jpg

La industria asegura que con los nuevos estudios solicitados por el Comité de Ministros, el proyecto sumará casi cuatro años sin iniciar las obras, y con ello, el proyecto tiene un plazo de cinco años para iniciar el levantamiento de la iniciativa. De lo contrario, automáticamente se pone fin a la RCA, y la inversión no puede ser llevada adelante por la empresa.

La firma, ligada al grupo Matte, señaló que estos trabajos no se reactivarían mientras no exista una política energética a nivel país y un consenso nacional sobre el futuro del proyecto. Tendrían que esperar hasta marzo, cuando Bachelet tome el mando y ver si velará por los interese de Chile y sus habitantes o solamente por los beneficios monetarios que le surgirán si da pie a que HidroAysén siga su curso. Y los ministros que ha elegido hagan su trabajo.

En resumen. Si no inician las obras de las centrales antes de mayo de 2016, el permiso podría caducar, y la hidroeléctrica quedaría sin posibilidades de llevarse adelante. Eso sería una buena noticia para iniciar el año. Sin embargo, tenemos como antecedente, las irregularidades caídas para levantar el proyecto desde el Ejecutivo de la anterior administración Bachelet, con fast tracker o lobbystas que apremiaron organismos independientes como Conaf y el Sag y la reciente declaración de “viabilizar” el proyecto que pretente inundar tres Parques Nacionales contraviniendo la Convención de Washington suscrita por el Estado de Chile, para surtir de energía a la gran minería que tributa insuficientemente considerando las externalidades negativas que provoca.

Fuente: Proyecto HidroAysén arriesga perder permiso ambiental si no inicia obras