Pozos gasíferos afectarán gravemente a tribus no contactadas en Perú

Tres compañías petroleras fueron autorizadas para “explorar” en territorios de pueblos indígenas que no tienen contacto con la civilización. Estas acciones podrían acabar con su existencia.

Hace cinco meses titulábamos: Hallazgo de petróleo en Perú ¿Una buena noticia? Cuando se encuentra un recurso natural, lejos de alegrarnos de que aumentarán los tributos traduciéndose en más derechos sociales para los habitantes del lugar explotado, se activa la alarma dado al pésimo manejo de estrategias de desarrollo.

Hoy Perú ha aprobado la polémica expansión del proyecto de gas de Camisea en la tierra de tribus amazónicas no contactadas, lo que ha generado airadas reacciones de, pues se les permitió a Pluspetrol (Argentina), Hunt Oil (EE.UU.) y Repsol (España), tres mega empresas petroleras, detonar miles de cargas explosivas para perforar pozos exploratorios y permitir la entrada de cientos de trabajadores a la Reserva Nahua-Nanti, ubicada a solo 100 km de Machu Picchu.

Los recursos naturales son la piedra angular del capitalismo. Lo he dicho hasta el cansancio y en evidencia es así cuando no son más que materia prima para realizar negocios que benefician a una minoría que sin tomar en cuenta el impacto medio ambiental, dañan profundamente a las comunidades y sus ecosistemas.

En este caso se torna más dramático dado a las condiciones especiales en las que estos grupos humanos se han desarrollado apartados de la civilización. La llegada de personas extrañas al hábitat, puede derivar en la propagación de enfermedades o epidemias frente a las que los indígenas apenas tienen inmunidad, convirtiéndose en una amenaza mortal.

Pluspetrol es la única empresa que reconoce el devastador impacto que la expansión podría tener. En su “Plan Antropológico de Contingencia” la empresa determina que cualquier enfermedad transmitida por los trabajadores podría causar “prolongados periodos de enfermedad, muertes masivas y, en el mejor de los casos, largos procesos de convalecencia”.

Es relevante señalar que el proyecto viola la legislación nacional peruana y el derecho internacional, que requieren el consentimiento sobre cualquier proyecto que se lleve a cabo en tierras indígenas, como en Chile ocurre bajo la consulta indígena en el marco del Convenio 169 de la OIT, que también resulta ser letra muerta.

Fuente: Perú aprueba expansión de proyecto de gas en territorio de tribus amazónicas no contactadas