Transantiagos tendrán filtros de partículas diesel para descontaminar el aire

Suiza cooperará con Chile en el marco del Programa Clima y Aire Limpio en Ciudades de América Latina.

Para dar continuidad a un acuerdo de cooperación bilateral relacionado con la mejora de la calidad del aire y la lucha contra el cambio climático la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI) y la Agencia Suiza para el Desarrollo y Cooperación (COSUDE), firmaron un Convenio que incorpora a Santiago de Chile al Programa Clima y Aire Limpio en Ciudades de América Latina (CALAC).

Investigaciones científicas han demostrado que la lucha simultánea contra el cambio climático y la contaminación atmosférica pueden reducir los costos para mejorar la calidad del aire hasta en un 80%. Esta estrategia combinada tendrá un impacto significativo en la reducción de partículas contaminantes en un corto plazo y los beneficios importantes para la salud, el agua y la seguridad alimentaria humana.

El Programa Clima y Aire Limpio en Ciudades de América Latina fomenta la eficacia y rapidez de la reducción de contaminantes del aire que son perjudiciales para la salud humana y la mitigación del cambio climático mediante la aplicación de filtros de partículas de motores diesel. El Programa respaldará la alianza de las ciudades de América Latina que se comprometan a tomar medidas para hacer una diferencia en frentes como la salud pública y el clima.

El Convenio Chile-Suiza compromete a los Ministerios de Medio Ambiente y de Transportes de Chile, a reducir los índices de contaminación medio ambiental en Santiago; sumándose así a Bogotá, que se incorporó al Programa CALAC en diciembre del 2013, impulsando la implementación de Filtros de Partículas Diesel (DPF por sus siglas en inglés) en el sistema de transporte público de dicha ciudad.

 Esto se hace urgente, desde la evidencia en 2012 dada por el mismo Estado de Chile que reveló que 4 mil personas mueren anualmente en el país por contaminación del aire. Otro estudio también da cuenta de que andar en bicicleta por las calles de Santiago es peligroso para la salud.

A partir de la primera asociación de cooperación internacional suizo-chilena entre los años 2004 a 2009, ambos Ministerios chilenos realizaron la introducción masiva de DPF en los buses de Transantiago, con resultados exitosos a la fecha. Esta nueva alianza se apoyará en una estrategia de control del impacto del transporte a nivel nacional y la elaboración de un Plan de Descontaminación para la Región Metropolitana de Santiago, en el marco de la norma de calidad del aire.

En este sentido, Chile no sólo se convierte en un receptor de cooperación, sino que también aporta a la cooperación sur-sur, transmitiendo las lecciones aprendidas en la etapa 2004-2009 a Bogotá, y posteriormente a otras ciudades que se vayan sumando al Programa CALAC.

Esperamos que esta iniciativa sea implementada de forma real, dado que los anuncios de paraderos alumbrados con tecnología led con energía proveniente del sol y la incorporación de tranvías al sistema público de Santiago, quedaron sólo como una hermosa promesa.