Llegaron las viviendas sustentables a México

Los gobiernos de Alemania y Reino Unido a través de NAMA donaron 14 millones de euros para el desarrollo de viviendas verdes en varias ciudades mexicanas.

La contaminación tiene un efecto global, no aislado. Lo que sucede aquí impacta todo el planeta y las consecuencias las sufrimos todos, por eso frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, fomentar una cultura de reciclaje y reutilización, conservar especies, entre otras medidas para mantener el equilibrio ecológico son acciones que rebasan fronteras.

México será el primer país que cuente con financiamiento de NAMA Financing Facility para desarrollar un proyecto de viviendas sustentables. Los gobiernos de Alemania y Reino Unido a través del mecanismo de Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (NAMA, en inglés), donaron 14 millones de euros al gobierno mexicano de los 120 disponibles para desarrollar este programa en el mundo.

Este proyecto servirá para ayudar a México en la lucha contra el cambio climático pero también para impulsar a otras naciones a tomar medidas como esta, pues cambiar el curso del deterioro ambiental requiere de la cooperación internacional. En Centroamérica ya están en marcha programas de protección ambiental que están trabajando bajo un esquema de colaboración global.

Como objetivos de este programa se encuentran el desarrollo de viviendas verdes que tengan un impacto positivo en el ambiente y que también se vea reflejado en la economía de las familias mexicanas. Tomando en cuenta que el 40% del dióxido de carbono producido por una familia regular proviene de los autos y viviendas, hay un gran área para mejorar.

Los proyectos piloto de NAMA se establecieron en Aguascalientes, Quintana Roo, Jalisco, Sonora, Nuevo León, Estado de México y Guerrero. El desarrollo del programa consiste en la construcción de 25 mil viviendas con un precio promedio de 340 mil a 500 mil pesos. Esto sólo significan buenas noticias pues serán viviendas accesibles que además ahorrarán energía.

Nama apoyará el desarrollo local de ecotecnologías para equipar las casas. Los proveedores en el país serán capaces de producir aislantes térmicos, entre otras herramientas que son 80% más baratas en otras partes del mundo. Mediante el fomento a la capacidad de la industria, se dará asistencia técnica para reducir los gases de efecto invernadero en un 20%. En el futuro, se espera llegar a la meta de cero emisiones llamada vivienda pasiva.

Otras ventajas serán la estandarización de códigos de edificación y atracción de fondos nacionales e internacionales para el crecimiento del programa. Actualmente en México se han implementado ciclovías y transportes alternativos para frenar las emisiones generadas por el transporte, sin embargo en materia de vivienda, el más grande proyecto quizá sería Hipoteca Verde.

Aún queda mucho por hacer y este es sólo un paso más para la consolidación de la cultura verde en México, principalmente porque beneficia al ambiente pero también tiene grandes y probadas ventajas económicas. Con el uso de la tecnología a favor de la vida, vivir en armonía con la naturaleza no debería ser más caro.

Fuente: Recibe México 14 millones de euros para construir vivienda verde (El rotativo de Querétaro)