Mantis se convierte en flor para atraer presas

La Mantis orquídea es carnívora, su dieta incluye moscas, abejas sin aguijón, mariposas, polillas y otros insectos, incluso se alimenta de pequeños vertebrados como lagartijas.

Evolución en pleno, eso es lo que podemos describir al saber que existe una Mantis religiosa con camuflaje parecido a una flor.

Al parecer, no existe mucha información acerca de esta hermosa especie de Mantis que simula exquisitamente la figura de una flor. Sin dudas es pariente de la Mantis Orquídea pero esta posee una tonalidad más clara.

Es una variedad de mantis flor que se encuentra normalmente en Malasia e Indonesia. Vive en las selvas, en general en las áreas boscosas húmedas y calientes del sudeste asiático en los árboles de papaya, en orquídeas o en los frangipanis con flores.

Esta especie de mantis se esconde en las orquídeas, esperando a que aparezca un delicioso insecto para cazarlo. Pero que no nos engañen sus lindos colores y formas, la Mantis orquídea es carnívora, su dieta incluye moscas, abejas sin aguijón, mariposas, polillas y otros insectos, incluso se alimenta de pequeños vertebrados como lagartijas aunque en ocasiones se la ha visto ingerir trozos de banana (posiblemente para obtener el potasio de la fruta).

mantis2660x550.jpg

 

 

mantis660x550.jpg

Para poder sobrevivir, todos debemos evolucionar, los animales tienen esa característica implantada en su ADN. Un ejemplo es el de las modificaciones genéticas de estos por vivir en las urbes de las grandes ciudades, o nosotros, los humanos, que evolucionamos del mono. Aunque algunos creo que no lo han logrado aun.

El tiempo, los factores climáticos o del hábitat, nos llevan a realizar cambios y/o modificaciones en nuestros cuerpos, solamente para mantenernos con vida y mejorarla. Aunque algunos estudios de ella se vean como sacados casi de un guion de alguna película de ciencia ficción. Tendremos que esperar para ver si se cumple o no.