Zonas de interés turístico son “instrumentos de fomento y desarrollo del turismo y no de protección ambiental”

El objetivo de los parques nacionales y otras áreas protegidas es la protección de los ecosistemas (praderas, bosques, ríos, etc.) y patrimonios culturales relevantes, sin embargo el proyecto presentado por Piñera, lo contraviene.

Es duro, pero por estos días parece ser cierto que el dinero es el que mueve el mundo y no le importa nada al que lo posee, incluso donde pisa.  En muchas partes de Latinoamérica se ve reflejado este sentimiento, el de que el dinero puede destruir un parque nacional, o un santuario, ya que los empresarios solo quieres seguir llenando sus arcas y no les importa lo que esté debajo de ellos.

En Chile hay muchos empresarios que miran los parques nacionales y sólo ven dinero para alimentar sus negocios. No ven el real objetivo de éstos, que es el de conservar los ecosistemas y/o patrimonios culturales, y no el de llenarse los bolsillos de dinero. Y les digo ahora, la gente se esta dando cuenta de ello y se están cansando.

torrespaine660x550.jpg

Te lo explico, para posibilitar el uso público de los parques nacionales se desarrolla una infraestructura que permite el acceso y permanencia de los visitantes, junto con elementos de interpretación del entorno y de educación. De esta forma surge el turismo en áreas protegidas. Un turismo que dista mucho de la industria turística convencional, puesto que los objetivos de conservación del medioambiente y de educación prevalecen y condicionan el resto de las actividades.

La Ley de Turismo en Chile se ha modificado para operativizar el lucro dentro de los parques nacionales. En ese contexto, el gobierno del Presidente Piñera acaba de enviar al Congreso un proyecto de ley (Boletín N° 9170-23), que define, entre otras cosas, que las zonas de interés turístico son “instrumentos de fomento y desarrollo del turismo y no de protección ambiental”, intentando con esto aclarar ambigüedades cuando éstas se superpongan con áreas silvestres protegidas.

También obliga a CONAF a someter la planificación del manejo de las áreas silvestres protegidas a la aprobación del comité interministerial (de carácter político) y a atenerse a las prioridades territoriales definidas con criterios turístico-comerciales.Es una barbaridad, pero así está la cosa, otra vez manda el dinero.

Por ello, los parques nacionales como el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, en la Región de Los Lagos (donde se encuentran los famosos Saltos del Petrohué) ha sufrido contiendas judiciales para que se conserve, la Ley de Turismo ha dejado en bandeja a estas areas protegidas, y aunque el mecanismo se creó el año 2010 nunca funciono, debido a las inconsistencias jurídicas generadas y los potenciales conflictos de competencias institucionales.

Todo es lucro, todo tiene que ver con lo que necesita el empresario y no la comunidad, ni el medio ambiente. me gustaría saber si es que con dinero te puedes refrescar la cara, o si puedes admirar un bosque de dinero. Espero que algún día, los señores a cargo tendrán un poco de lucidez mental y por fin velaran por la tierra que tenemos, no por el dinero que llegara a sus bolsillos.

Fuente:  Todo es Lucro: nuestros parques nacionales en riesgo