¿La energía nuclear podría ayudar al planeta?

Sólo un 2% de la energía mundial es generada sustentablemente, como la solar o la eólica. La solución, según James Hansen, sería la rápida expansión de la energía nuclear.

Desde el comienzo de la industrialización hasta 2012, James Hansen, Climatólogo quien se retiró este año del Instituto Goddard: Estudios Espaciales de la NASA ha dicho a sus colegas científicos que las actividades humanas han añadido cerca de 370 gigatoneladas de CO 2 a la atmósfera, la destrucción de los bosques, las prácticas agrícolas, y la erosión del suelo entre otras.

jamesehansen660x550.jpg

Estas fuerzas han calentado la temperatura superficial de la Tierra alrededor de 1 grado C más. El calentamiento es inevitable debido a las lentas reacciones geofísicas y el movimiento de ésta, extinciones masivas de especies animales y vegetales y costas inestables por  la liberación del exceso de calor absorbido por el océano.

Sólo un 2% de la energía mundial es generada por energías renovables no hidroeléctricas, como la solar y eólica. La solución, según Hansen, sería la rápida expansión de la energía nuclear, que puede reducir radicalmente el uso del carbón y otros combustibles fósiles en los próximos 30 años.

Pero comenta el rechazo “cuasi-religioso” que provoca en las personas el uso de la energía nuclear. Dice que se está frenando la investigación y el desarrollo que tanto se necesita y que las tecnologías nucleares son el mix energético que se requiere para resolver en gran medida los problemas medioambientales y de seguridad de las personas.

nfkkimage1jpg660x550.jpg

En marzo de 2013, James Hansen es coautor de un artículo en Ciencia y Tecnología del Medio Ambiente , titulado “Prevented mortality and greenhouse gas emissions from historical and projected nuclear power”. El documento examina los niveles de mortalidad por unidad de energía eléctrica producida a partir de combustibles fósiles (carbón y gas natural), así como la energía nuclear . Se estima que un promedio de 1,8 millones de vidas se salvaron en todo el mundo, entre 1971 y 2009, a través del uso de la energía nuclear en lugar de combustibles fósiles.

Hansen también concluyó que la emisión de unos 64 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono se evitaron mediante el uso de energía nuclear entre 1971 y 2009. Mirando hacia el futuro, entre los años 2010 y 2050, se estimó que la energía nuclear podría, además, evitar hasta 80-240000000000 toneladas.

Hay pocas posibilidades de que el mundo puede evitar los peores impactos perjudiciales del cambio climático, como las que Hansen tomó en sus datos científicos y técnicos de CO2 de las emisiones y los suministros energéticos procedentes de la investigación publicada en la revista PLOS One, “Assessing ‘Dangerous Climate Change”.

En el documento, Hansen y co-autores tratan de establecer con el máximo de seguridad que la cantidad de las emisiones históricas de carbono y el cambio climático debe ser detenida.

Junto con otros destacados expertos, Hansen fue co-autor de una carta abierta a los responsables políticos, en la cual declaró que “la continua oposición a la energía nuclear amenaza la capacidad de la humanidad para evitar el peligroso cambio climático”.

James Hansen insta a colegas científicos para que estudien y compartan datos sobre energía nuclear. “Nuestros padres ahora saben que sus acciones perjudicaron a las generaciones futuras. Sólo somos capaces de fingir que no sabíamos.”

Fuente: Climatologist: Nuclear Power Only Way To Curb Climate Disruption