El buque Rainbow Warrior de Greenpeace visitará México

El 7 de enero es la fecha para ver el arcoíris de la sustentabilidad.

Este 7 de enero arribará a las aguas de México el buque insignia “Rainbow Warrior” de Greenpeace que tiene como misión mostrar a los habitantes –mexicanos, principalmente- las posibilidades de un futuro sustentable.

Este buque insignia de la naturaleza se espera que recorra del 7 al 19 de enero las aguas de la costa del Océano Pacífico para visitar los puertos de Mazatlán, Sinaloa; Puerto Vallarta, Jalisco, y Acapulco, Guerrero.

Mientras que del 15 al 23 de febrero el “Guerrero del Arcoíris” navegará en aguas del Océano Atlántico; atracará en el puerto de Cozumel, Quintana Roo, y finalizará su travesía en el puerto de Veracruz.

Pero si crees que este guerrero sólo se paseará por el territorio mexicano, estás equivocado; pues este buque tiene la intención de ofrecer posibilidades, por lo que contará con diversas actividades para mostrar al público las alternativas de protección a los recursos naturales y el potencial de las energías renovables que contribuyen a combatir el cambio climático.

Estos buques de Greenpeace son usados como herramientas fundamentales en el trabajo de la organización.

No hace falta que a nuestra aguas arribe un buque con un nombre más que atinado, pero sí es indispensable para hacernos saber que los esfuerzos y las intenciones están allí y que tenemos el poder de transformar nuestras acciones y nuestro entorno para proteger al medio ambiente.

Recuerda que aún tenemos diversos ecosistemas y que podemos conocerlos, que el agua aún nos cubre y nos da la vida, que aún existe biodiversidad –a pesar de la cantidad de animales extintos–, pero aún tenemos mucho que hacer.

El Guerrero del Arcoíris es el barco ecológico ícono de Greenpeace y llega a México para buscar inspirar la lucha por el planeta.

¿Por qué un barco es ícono de Greenpeace?

Porque hace ya más de 40 años, doce jóvenes a bordo de un barco, intentaron detener los ensayos nucleares que Estados Unidos realizaba en las costas de Alaska, y aunque esa batalla no se ganó, ese fue el inicio de Greenpeace.

Pero el guerrero es más que un ícono porque es ecológico. Mira por qué, según palabras de Greenpeace:

-Navega con el viento. Navega principalmente a vela para reducir el consumo de combustible, con la opción de cambiar a motor con propulsión diesel-eléctrica cuando sea necesario.

-Aprovecha el calor. El calor generado por el motor se utiliza para calentar el agua a bordo del barco.

-Utiliza tecnología “verde”. Todos sus componentes han sido estudiados para aplicar la opción más sostenible, desde su fabricación hasta el proceso de desmantelamiento en el futuro, cuando ya acabe su vida útil.

-No vierte tóxicos. Cuenta con un sistema que previene vertidos de lubricante y combustible.

-Transforma el agua. Da tratamiento biológico a las aguas residuales.

-Su pintura no daña el ambiente. Está pintado con colorantes libres de tóxicos.

En la página de Greenpeace podrás enterarte de los horarios del Tour México 2014.

Fuente: Greenpeace Anuncia Greenpeace arribo de buque Rainbow Warrior a México [Excélsior]