¿Conspiración para negar el cambio climático?

¿Un mito para mantener a las naciones pobres sin desarrollo?

El sociólogo de la Universidad de Drexel, Robert Brulle, citó en un artículo publicado en “The Guardian”, que existe una conspiración en la cual afirma que grupos conservadores en Estados Unidos han gastado enormes sumas de dinero para informar que el cambio climático es un mito y que no es real.

Según sus cálculos, estos grupos han recibido más de 7.000 millones de dólares en los últimos ocho años. La financiación está dispersada entre varias empresas grandes en Washington, como la Fundación Heritage y el AEI, así como organizaciones más oscuras, como la Fundación Atlas de Investigación Económica y la Fundación John Locke.

“Se trata de cómo los individuos o corporaciones ricas convierten su poder económico en poder político y cultural. Obtienen sus beneficios y contratan a personas para escribir libros que aseguran que el cambio climático es un mito. Pagan a la gente para que vayan a la televisión a decir a todo el mundo que el cambio climático no es real”, afirma el sociólogo.

robertbrulle660x550.jpg

En EE.UU. hasta ahora ha impedido al Congreso tomar cualquier acción para reducir las emisiones estadounidenses de gases de efecto invernadero que están calentando el planeta.

Un artículo del Washington Post que describe los puntos de vista de los escépticos del calentamiento global y describe al investigador William M. Gray que tiene “su propia teoría de la conspiración”, diciendo: “Han hecho una lista de 15 razones de la histeria del calentamiento global. La lista incluye la necesidad para llegar a un enemigo tras el fin de la Guerra Fría, y el deseo de los científicos, líderes del gobierno y ecologistas de encontrar una causa política que les permita “organizar, propaganda, la fuerza de la conformidad y ejercer influencia política.

“El gobierno más grande del mundo podría llevarnos a un mundo mejor” En este artículo, Gray también cita el ascenso de Al Gore a la vicepresidencia como el inicio de los problemas propios con fondos federales. Según Gray, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica dejaron de dar ayudas a la investigación, y también lo hizo la NASA.

En Latinoamérica han realizado simposios como “Oportunidades de Colaboración en Investigación Sobre Cambio Climático en los Países de la Alianza del Pacífico“, incluso el ex presidente Mexicano, Felipe Calderón encabeza un estudio sobre la economía del cambio climático y en Chile se ha construido un centro de investigación relativo al tema.

El documental La Gran Estafa del Calentamiento Global recibió muchas críticas. George Monbiot lo describió como “la misma vieja teoría de la conspiración que se ha estado escuchando de la industria de la negación de los últimos diez años”. Del mismo modo, en respuesta a James Delingpole, Monbiot dijo que su artículo Espectador fue “las teorías de la conspiración habituales de trabajo para suprimir la verdad, lo que presumiblemente incluye ahora prácticamente toda la comunidad científica y todos, desde Shell a Greenpeace y The Sun a la ciencia.”

En resumen, ¿a quien le creemos? ¿es posible que nos estén mintiendo científicos solo para conseguir recursos para sus investigaciones? sería  una pena crear histeria colectiva en pro de obtener recursos monetarios y al final, no trabajar por lo que importa: el planeta Tierra y sus habitantes.

Fuente:  Descubren una conspiración estadounidense para negar el cambio climático