Biotecnología a favor de los arrecifes del Caribe Mexicano

Investigadora de UNAM utiliza biotecnología con el objetivo de reproducir corales y repoblar los arrecifes en el Caribe Mexicano.

En los últimos años, los arrecifes de coral localizados en el Caribe Mexicano también han sufrido las consecuencias del cambio climático . Lo que podría afectar a un gran número de especies marinas que albergan, así como a las personas que dependen de ellos. Pero en México se están buscando soluciones para reproducir los corales y repoblar los arrecifes.

Anastazia Banaszak, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabaja en un interesante proyecto desde 2007 en la Unidad Académica Sistemas Arrecifales de Puerto Morelos, en el estado de Quintana Roo. También participan especialistas del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) y del Parque Xcaret.

Su investigación consiste en el desarrollo de un modelo de trabajo circular. En en mar, obtiene los gametos – células sexuales de los corales -, continuando en la tierra para fertilizarlos en el laboratorio y cultivarlos en viveros especializados. Finalmente, se reincorporan a su ecosistema natural, es decir, a los arrecifes para rehabilitar las estructuras en las que viven.

Debido a que los gametos tienen una flotabilidad ligera, estos se desplazan a las redes de captura con un embudo invertido y un envase recolector del equipo de investigación, sin dañar el ecosistema. Además se ha contado con el apoyo y vigilancia del personal del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos para evitar tocarlos y romperlos.

Una vez que se recolectan los huevos y espermatozoides de la colonia de corales, en la embarcación se mezclan los huevos y espermas de distintas colonias, simulando las olas con movimientos suaves. Esto se hace debido a que dentro de los paquetes de gametos se encuentran los espermas, rodeados por los huevos, pero no pueden autofertilizarse, sino que el esperma debe fertilizar los huevos de otra colonia, explicó la científica.

Ya en el laboratorio, se remueven los espermas excedentes y se incuban los embriones para transformarlos en reclutas. Después de varias pruebas, se ha estimado que los embriones deben permanecer aproximadamente tres meses en el laboratorio para limpiarlos de manera constante y reducir su mortalidad.

Este mes se llevará un lote de reclutas al mar para determinar si pueden sobrevivir en el medio natural. Pero hasta dentro de un año se podrán conocer los primeros resultados de la repoblación.

La investigadora es quien debe predecir las temporadas para la recolección de gametos y su fertilización, el cultivo de embriones, y el crecimiento de reclutas, así como la realización de los experimentos e investigaciones necesarias para conocer las condiciones óptimas de crecimiento.

Los métodos utilizados por este grupo de investigadores son diferentes a los del resto del mundo pues su enfoque es cuidar la variabilidad de la especie. Esperemos que los resultados de estos esfuerzos sean positivos y pueden reproducirse en otros sitios del mundo en donde los arrecifes se encuentren en peligro.

Fuente: Usan biotecnología para reproducir corales y repoblar arrecifes en el Caribe Mexicano (UNAM)