La privatización del agua en Puebla podría llegar ante la Suprema Corte

La concesión del servicio de agua a la iniciativa privada podría sentar un precedente peligroso en México, señala la diputada Roxana Luna.

Aunque la Ley del Agua en Puebla ya fue aprobada por los diputados locales, la legisladora Roxana Luna plantea impugnar esta ley hasta la última instancia: la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Esta ley permite la concesión de los servicios de operación de agua potable a la iniciativa privada, lo que ha despertado el temor sobre el encarecimiento y la falta de acceso a este recurso.

La petición de la legisladora -apoyada por los representantes del PRD, PT y Movimiento Ciudadano- es dirigida a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), instancia que tiene la facultad de presentar una controversia constitucional ante la Suprema Corte.

El argumento es que la Ley del Agua violenta el derecho universal al acceso al agua, así como el artículo constitucional que marca que los recursos hídricos son propiedad de la nación. Luna considera que la acción del gobierno poblano sentaría un precedente peligroso a favor de la privatización del agua en México.

“Privatizar el servicio del agua potable se traducirá para las familias de las zonas urbanas y del campo, en mayores egresos sobre un recurso que hoy en día lo tienen de manera accesible. Se traducirá en cortes del servicio o demandas por pagos atrasados por las empresas concesionarias, deudas que deberá avalar incluso con sus bienes materiales: casas, terrenos, autos, maquinaria, etcétera.”, señala el texto dirigido a la CNDH.

2013111812.29.29660x550.jpg

(cc) Pepe Flores / Veo Verde

La diputada advierte que la Ley del Agua en Puebla no sólo privatiza el servicio de suministro de agua potable y alcantarillado, sino que abre la puerta a la entrada de empresas nacionales y extranjeras en otros servicios públicos como la seguridad pública, el manejo de panteones, la recolección de basura, entre otros.

Sin embargo, los legisladores federales no ven prioritario discutir el tema en la Cámara, por lo que fue turnado a la Comisión de Derechos Humanos para su análisis. Al no ser un tema de carácter urgente, podría tomar semanas (o meses) en llegar a la Suprema Corte, como pretende la diputada Luna.

En Puebla, el tema de la privatización del agua ha provocado descontento social. El lunes 18, un contingente marchó hacia las oficinas de la Secretaría General de Gobierno para hacer una clausura simbólica y, entre los manifestantes, se lanzaron consignas contra esta ley.

Así mismo, los diputados corrigieron la redacción de dicha legislación para evitar que las empresas puedan imponer de forma unilateral el precio del servicio de agua, después de que la sociedad se organizara con amparos masivos contra esta medida.

Fuente: Congelan petición de Roxana Luna para tirar la Ley del Agua en Puebla (E-Consulta)