3250 empresas con irregularidades en materia ambiental

Entre las más contaminantes se encuentran PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), según PROFEPA.

 

En México existen 3250 empresas que deben subsanar deficiencias para obtener un certificado ambiental, esto de acuerdo con la Auditoria Ambiental de laProcuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA). Son empresas grandes y pequeñas, del sector público y privado, entre las cuales destacan Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como las más contaminantes.

La presente administración lanzó una invitación a todas las empresas, para ingresar al Programa Nacional de Auditoria, a través de la cual podrán recibir un certificado que les permita efectuar inversiones, exportaciones o prestar servicios. Puede ser alguna de las tres certificaciones, como: Industria Limpia, Calidad Ambiental y Calidad Ambiental Turística.

Con esto, el gobierno busca una mejora en la industria con respecto al impacto ambiental, a partir de la modificación de procedimiento, corrección de deficiencias e irregulares, especialmente en aquellas que manejan sustancias altamente peligrosas como cloro, gas, hidrógeno, explosivos, entre otros.

“El 71% de las empresas que auditaremos pertenecen al sector privado y 29% al público, aunque contamos con las más contaminantes, PEMEX y CFE” —Canek Vázquuez Góngora, subprocurador de Auditoría Ambiental de la PROFEPA

El Programa Nacional de Auditoría otorga certificados que tienen una vigencia de dos años. Después de realizar un informe y un plan de acción, con las modificaciones y recomendaciones, se hace una auditoría de campo con la cual se verifica que se hayan subsanado las deficiencias; se emite el dictamen y se otorga la certificación.

En el particular caso de PEMEX, lleva 16 años certificándose, sin embargo, con irregularidades. La petrolera cuenta con 1076 instalaciones en total; sólo tiene 547 inscritas en el programa voluntario, un 51%. El resto opera sin certificación, lo cual podría afectar a la empresa y, claro, se ve reflejado en el impacto ambiental de la empresa —algo que todos conocemos muy bien—.

En el programa se encuentran termoeléctricas, complejos petroquímicos, productores químicos, de medicamentos, procesadoras de alimentos, cementeras, embotelladoras, municipios, tiraderos de basura, entre otros.

PROFEPA comienza a trabajar en algo fundamental para el medio ambiente, vigilar que los procesos de la industria reduzcan o eliminen su impacto. Cada día recibimos la noticia de explosiones en ductos, volcaduras de pipas con materiales letales, las descargas ilegales a los ríos, en fin. Esperemos que el trabajo se haga a consciencia con el compromiso de la industria.

Fuente: Milenio

Foto: Wikipedia / domino público