Dejar a tu mascota en el auto puede ser mortal para ella

Tan sólo unos minutos bastan para que el perro se acalore, en un ambiente que aumenta en grados minuto tras minuto.

Sales de la casa a hacer unos mandados y llevas a tu mejor amigo como acompañante. A tu perro le encanta ir de copiloto, viendo los paisajes urbanos, lanzando uno que otro ladrido en el trayecto. Cuando llegas a tu destino te das cuenta que no aceptan la entrada de tu amigo. Tienes que hacer un trámite urgente y, sin más, decides dejarlo en el automóvil. Bajas ventanas para circule el aire, considerando un espacio en el que el perro no salte. Tranquilo, te vas. ¿Qué son 20 minutos?

Esos 20 minutos pueden significar mucho. Tu mejor amigo queda solo, angustiado, preguntándose qué ocurre, con un calor que se multiplica, situación que lo puede llevar a una batalla entre la vida y la muerte. Dependiendo del tamaño del perro, puede llevar 20, 3o minutos. Estos cálculos no son al azar, alguien se tomó la tarea de experimentarlo y sentir realmente lo que ocurre adentro de un auto estacionado.

Con el objetivo de informar e ilustrar la situación al público en general, Dr. Ernie Ward — médico veterinario — se encerró en una camioneta durante 30 minutos, para sentir en carne propia lo que un perro experimenta al quedar encerrado en el auto. Eligió un día caluroso, en un estacionamiento bajo el rayo del sol. Se registraron 34º centígrados al inicio; concluido el experimento, 30 minutos después, Ward estaba cubierto en sudor, con signos vitales alterados, en un auto que registraba 47º centígrados.

El punto de este ejercicio era realmente ver lo que se siente. ¿Qué se siente al ser un perro atrapado en un coche? Eres impotente. No tienes control sobre lo que está pasando. No entiendes lo que está pasando. Sólo sabes que tu cuerpo está tan acalorado que podrías estar en verdadero peligro.

Esto ocurre en temporada de calor, pero también puede ocurrir con un ambiente fresco, unos 23, 24º centígrados se pueden elevar a 42º en cuestión de minutos. ¿Te pondrías en su lugar? Esto no sólo aplica a perros, si no a cualquier ser vivo, hasta nosotros mismos. En Estados Unidos se han registrado casos de bebés muertos por calor. Hasta me ha tocado ver, aquí en México, niños encerrados en el automóvil, en pleno rayo de sol, esperando a su mamá. ¿Qué no piensan en sus hijos?

En México no contamos con datos oficiales o registros de fallecimientos. Sin embargo, se han registrado “robos” de perros que se quedan solos en el auto. Pongo entre comillas robos porque si se han conocido casos de personas que prefieren llevarse al perro, liberarlo o darlo en adopción, en lugar de verlo sufrir dentro de un automóvil. En 6 meses que colaboré con una fundación, recibí 3 reportes de este tipo, en temporada de otoño.

Para evitar cualquier situación que ponga en peligro a su perro, o cualquier ser vivo, nunca, nunca lo dejen encerrado en el automóvil. Esperemos que se genere una cultura más consciente y , que por otra parte, tengamos cada vez más lugares pet friendly. En todo caso, mejor dejar al pequeño en casa, esperando en un ambiente seguro.

Fuente: “It is stifling here”: Vet demonstrates why you shouldn’t leave pets in parked cars (The Blaze)

FotoM C Morgan (Flickr) / (cc) by-sa