El efecto #CerremosMaskotaMexico

Después del boicot virtual se dieron a conocer varios casos de maltrato, hasta se clausuraron 3 tiendas en Jalisco. ¿Qué sigue en el caso de tiendas Maskota?

El pasado viernes 5 de julio, las redes sociales dieron voz a aquellos que no pueden hablar; a los perros, gatos, roedores, aves y reptiles que se encuentran a la venta en tiendas Maskota (+KOTA) en toda la República Mexicana. El boicot virtual organizado por Denuncia a +KOTA cumplió con su objetivo, dar a conocer los casos de maltrato que se pueden encontrar en dichas tiendas. Y claro que llamó la atención.

El hashtag #CerremosMaskotaMexico llegó al top de trending topics, saltando del primer y segundo lugar a lo largo del día. Gracias a esta lluvia de tuits se lograron recopilar más casos de animales enfermos, estresados y hasta muertos en sucursales Maskota. Se habló sobre los problemas que pueden desarrollar los animales al estar en estos espacios, inapropiados para su desarrollo. También se compartió información para hacer denuncias por maltrato animal, en Distrito Federal, por ejemplo.

 

analisiscerremosmaskota300x300.jpg

Denuncia a +KOTA

Como era de esperarse, la tweetstorm no pasaría desapercibida. Fue comentada y difundida por figuras públicas, por redes sociales de medios — como el caso de El Universal — y hasta hubo un caso fallido de fanpage en Facebook, llamada Yo Apoyo a +KOTA; página que desapareció de momento a otro. En el caso de la cuenta de Twitter @MascotaMexico, sólo dedicó una publicación al respecto.

 

Postura oficial de tienda Maskota

Anticipando #CerremosMaskotaMexico — con fecha de miércoles 3 de julio — la tienda publicó su postura oficial ante el movimiento virtual en su blog. En esta entrada comparte datos sobre Maskota, el número de clientes que tiene en todo el país, menciona su trabajo en conjunto con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), entre otras cosas, como su protocolo.

Tenemos protocolos de cuidado y atención, que se replican en todas las tiendas y que consisten en:

  1. Médicos veterinarios de planta en tiendas grandes y médicos de ruta en las tiendas medianas y chicas.
  2. Se les procura la atención en cuanto a higiene, alimentación y salud mientras están en nuestra tienda.
  3. Nuestros meets se encargan de limpiar los espacios de las mascotas antes de abrir la tienda, durante el transcurso del día y después de cerrar, siguiendo el manual de limpieza y desinfección pertinente.
  4. A todas las mascotas se les alimenta de acuerdo a su  especie, raza y necesidad, en horarios establecidos para ello.
  5. Todas las tiendas cuentan con un manual de dieta y cuidado de las especies que maneja
  6. En todas las tiendas se llevan a cabo revisiones programadas y visitas “sorpresa” para evaluar el seguimiento de los protocolos de cuidado de las maskotas.
  7. Con programa de experiencia +KOTA, procuramos que nuestros clientes vivan una experiencia única en su recorrido por nuestras tiendas conviviendo con las mascotas mientras realizan sus compras
  8. Tenemos el programa +Konsentido en todas nuestras tiendas de calle, donde todos los perros son bienvenidos, tenemos siempre agua y comida disponibles para ellos, además de que reciben un snack como agradecimiento a su visita.

Algo muy importante que deberían aclarar es que Maskota cuenta con tiendas propias y franquicias. Esto no es una justificación, al contrario, Maskota se debería comprometer a hacer visitas sorpresa más seguido, para garantizar que todos los protocolos se ejecuten debidamente.

Al final del comunicado, se mencionan datos de contacto para resolver cualquier duda o “buscamos escuchar sus comentarios a fin de que nos sigan ayudado a mejorar nuestra operación en  beneficio de nuestras mascotas.” Aquí la pregunta es, ¿realmente se hace uso de este medio? Si es así, ¿cuál es la solución que proponen?

 

Clausura de tiendas en Jalisco

A raíz de #CerremosMaskotaMéxico, en Jalisco se cerraron 3 tiendas Maskota después de comprobar que los animales estaban en condiciones deplorables. Se presentaron fallas en el sistema de aire acondicionado, además que los espacios estaban sucios y se acumulaba el mal olor por las heces. Al cerrar las tiendas, se les permitió a los empleados hacer limpieza y retirar animales enfermos.

Sobre estos casos, la Dirección de Inspección de Reglamentos del Ayuntamiento de Zapopan evalúo y aplicó una sanción a pagar de MXN $31 mil pesos por cada establecimiento. Recomendó a los dueños de dichas sucursales arreglar las anomalías señaladas y tener un veterinario titulado para cada una de las tiendas, para ofrecer atención médica oportuna a los animales que ahí se encuentran.

Una vez pagada la fianza, las tiendas Plaza Andares, Plaza Patria y Plaza del Sol reabrieron sus puertas. El ayuntamiento de Zapopan advirtió que estará al pendiente de los consejos dados y verificará que las normas sean seguidas al pie de la letra, de lo contrario volverán a clausurar las tiendas. Cabe destacar que otras dos tiendas en Guadalajara cerraron “por mantenimiento”.

En estos casos la revisión a dichas tiendas Maskota se realizaron por la queja de vecinos, molestos por el mal olor que se generaba en la tienda. Este es un ejemplo que, gracias a la denuncias, se puede lograr algo. Las inspecciones se harán y las multas seguirán cayendo. ¿Se puede hacer algo más?

#CerremosMaskotaMexico a la Asamblea Legislativa

Tanto ha dado de que hablar el caso #CerremosMaskotaMexico que ha llegado a Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). El día de hoy Tonatiuh González Case presentó un punto de acuerdo, donde se investigue y se de seguimiento al caso de las tiendas Maskota. El coordinador del PRI en ALDF comentó que los altos costos de los animales hacen que pasen meses encerrados en lugares reducidos.

[…] lo que genera que se quede meses enteros dentro de una vitrina no mayor a un metro, lo cual les ocasiona enfermedades, estrés, problemas psicológicos, daños en piel, atrofia de cuello y patas, pues el espacio tan reducido no les permite tener movilidad.

En su participación da a conocer cifras lamentables, que en el comunicado de Maskota no se hace mención. Por ejemplo, la tienda invierte sólo el 10% de sus ganancias al cuidado, mantenimiento, higiene y capacitación del personal; esto incluye asesorías médicas. Con este caso también hace referencia a la iniciativa de reforma a la Ley de Protección a los Animales, presentada el pasado abril.

En dicha iniciativa se busca crear el Instituto de Protección a los Animales, que tenga capacidad a nivel social y privado. Se busca llevar un registro de tiendas de mascotas, criadores y demás prestadores de servicios vinculados con los animales, esto en Distrito Federal. De darse así, quedará como precedente y ejemplo para todo el país.

González Case también pide que se haga una inspección en todas las tiendas Maskota en el Distrito Federal, para revisar que sus operaciones vayan a corde con la ley. En el caso de encontrar indicios de maltrato animal — como lo fue en el caso de Jalisco — exigiría su clausura. Esperemos que esta revisión se de pronto, o es que todas las tiendas Maskota van a entrar en remodelación y mantenimiento.

¿Qué sigue…?

El movimiento virtual #CerremosMaskotaMexico logró ser escuchado, hizo que la gente fuera de su teclado a la acción, denunciado varios casos presentados en tiendas Maskota por redes sociales. Ahora esta acción se debe llevar a las autoridades, generar una cultura de denuncia al maltrato animal. El proceso de denuncia es distinta en cada Estado, así que recomendaría acudir a la asociación más cercana para solicitar una asesoría.

La comunicación con Maskota también podría ser clave. No hay que cerrar ese canal de comunicación y aprovechar que se encuentra abierto para dar a conocer casos concretos; muchas veces la “gente de arriba” no conoce los casos que se presentan en sus mismas empresas, así que queda en nuestras manos también dejar el comentario con ellos, para que encuentren una solución.

¿Lograremos cerrar Maskota?, ¿lograremos que sea una tienda sólo de accesorios y alimentos? Existen casos en Estados Unidos, donde se ha prohibido vender animales en tiendas retail en 32 ciudades — San Diego California, la más reciente —. Queda un camino largo que recorrer, en un país donde todo se arregla pagando multas, sin más.

Nosotros tenemos el poder de elegir. Si queremos comprar un animal, que sea una decisión evaluada, con una correcta asesoría. Acérquense a su veterinario de confianza o a un experto en la raza que busquen. Mejor aún, ¡existe la opción de adoptar! Esos perros que vemos en situación de calle alguna vez tuvieron hogar o estuvieron el alguna tienda; si no son producto del abandono de sus padres. Tenemos opciones y herramientas, sólo queda ponerlas en acción.

Gráfico: Con “S” o sin “S” todos estamos en contra de Maskota
Foto: Unión Jalisco