Ministerio de Minería afina detalles para licitar el litio chileno

Parecía que la legislación del litio y su licitación había quedado en nada, pero ahora el Ministerio de Minería ya comenzó un plan de trabajo que estará listo a fin de año.

Luego de que la Contraloría General de Republica de Chile confirmara hace un par de semanas la invalidación de la licitación del Litio, que estableció el Ministerio de Minería, las autoridades decidieron poner manos a la obra y reunirán todos los informes, análisis y mapeos par crear las bases de una política pública del litio que permita licitarlo de la manera más ventajosa para el país.

La Subsecretaría de Minería que trabajará en conjunto con el Servicio Nacional de Geología (Sernageomin) y la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), ya definió cuales serán sus cuatro líneas de acción para lo que queda del año, estas serán: Levantamiento de la información del mercado mundial, revisar las actuales concesiones de litio, monitorear las tendencias y analizar los datos geológicos en torno al litio enChile.

Según el subsecretario de minería, Fancisco Orrego, aunque quede poco tiempo de gobierno su trabajo servirá para pavimentar un mejor camino futuro hacia una correcta extracción del litio:

“Esto no es un tema político, acá lo más importante, más allá de si va a haber una nueva licitación, o un proyecto de ley, es generar la información necesaria para poder tomar una decisión”.

A pesar de que Chile está en una excelente posición geográfica con grandes yacimientos de litio que alcanzan hasta el 40% global de este mineral. Ha resultado muy difícil organizar y legislar cómo se dará la extracción, ya que el conocimiento de las autoridades y de los “expertos” nacionales es bastante precario en algunas materias.

La demanda del litio a nivel mundial está en alza, ya que las pilas y baterías siguen siendo muy necesarias para aparatos electrónicos como los celulares, tabelt, etc. Además, la nueva ola de automóviles eléctricos tiene como pilar fundamental de su mecánica el uso de litio. Es por eso que algunos entendidos y parte de ciudadanía condenan que Chile una vez más ponga a disposición de los extranjeros sus materias primas, que manufacturadas en casa podrían traer mayor beneficio económico. Efectivamente, no parece ser muy buen negocio venderle el lito al mundo y acto seguido comprar pilas y baterías, pero también es cierto que en Chile no hay experiencia, ni la tecnología necesaria para fabricar estos aparartos, de hecho ni siquiera se ha podido llegar a un acuerdo sobre el “cómo” usufructuar el litio.

Por otra parte, no hemos escuchado por parte de las autoridades, una definición profunda de lo necesario que es que las  empresas nacionales u estatales que se encarguen del mineral cumplan a cabalidad con las exigencias ambientales y logren extraer el litio sin un impacto ambiental desproporcionado o un derroche energético que afecte a las comunidades o a sus recursos hídricos, como suele suceder con la gran minería que supuestamente trae beneficios para todos.

 Links:

Fuente: Ministerio de Minería encarga estudios para definir futura política pública del litio (DF.cl)