Lobos de Isle Royale están desapareciendo

Solamente quedan 8 ejemplares, y no están teniendo crías.

Los alces en Isle Royale, ubicada en el noroeste del lago Superior, y parte del estado de Michigan en Estados Unidos,  eran prácticamente una plaga, haciendo estragos en el bosque. La razón fue que la población de lobos, su depredador natural, había sido casi extinta por un parvovirus en los años 80’s. Es por eso que se decidió traer más lobos para controlar la población de alces y permitir el crecimiento normal de los árboles.

Desde esa intervención humana en favor del bosque, los científicos se reúnen todos los años para observar la  dinámica entre alces y lobos, y siempre son recibidos con los aullidos de los pequeños lobeznos. Pero este año fue silencioso.

Los lobos de la Isle Royale ya no están teniendo crías. Esto se debe a que la población ha disminuido a 8 individuos que están estrechamente emparentados entre sí, lo que es un problema, ya que los lobos evitan aparearse entre parientes cercanos para que sus crías no salgan con algún rasgo recesivo indeseable que pudiese resultar en crías con deformaciones o enfermedades.

Anormalidades físicas ya se habían visto en los lobos. Un documento de 2009 de Conservación Biológica informó que el 58% de los lobos de la Isla Royale tenía deformidades espinales congénitas.

Esta situación ha llevado a los biólogos a reflexionar sobre si deben intervenir esta vez o no. Algunos creen que hay que dejar que la naturaleza siga su curso, aunque esto signifique la extinción total de los lobos. Otras opiniones dicen que la intervención es necesaria, que se deben importar lobos nuevos para rescatar la población.

En 1997, un lobo solitario cruzó el puente de hielo, se encargó de dar nuevo material genético a los lobos. Pero que eso ocurra de nuevo es muy improbable, ya que, gracias al calentamiento global, ese puente de hielo que se formaba cada dos o tres inviernos, ahora se forma cada 10 años.

A menos que los lobos de Isle Royale tengan alguna sorpresa para los investigadores, su suerte depende ahora de la decisión de intervenir o no hacer nada.

Links

Fuente: Silent summer: No wolf pup yips heard on Isle Royale