5 playas mexicanas escondidas, para una escapada con tus amigas

Lugares para disfrutar de la playa y la naturaleza, sin el sintetismo citadino de los complejos turísticos.

¡Llegó el verano! Y mientras la Ciudad de México se encuentra sumida en temporada de lluvias, las costas seguro se están llenando de sol, arena y muchos turistas. Y es cierto, las playas populares tienen mucho encanto, por eso lo son así. Pero a veces dan ganas de disfrutar la playa como la pone normalmente la naturaleza y no tanto la industria hotelera, los turistas y demás.

Por ello, aquí te dejamos algunas playas que son un poco menos conocidas y que podrás disfrutar como mamá naturaleza las creó. Y lo que eso conlleva, no te olvides de hacer tu “itacate” de comida y de todo lo que puedas necesitar. Más si piensas acampar para disfrutar todo al máximo.

1. Islas Marietas
Deshabitadas totalmente. Así como lo leen, está a unos pocos kilómetros de Puerto Vallarta, Jalisco.

islasmarietas1.jpg

by Caribouline @ Flickr

2. Holbox
Otra isla, en el rincón más apartado de Yucatán, donde se pueden avistar tiburones ballena. Es un territorio también prácticamente virgen.

2holboxrefracted.jpg

by refracted @ Flickr

3. Mahahual
Esta playa en Quintana Roo ya es un poco más conocida, pero aún tiene el encanto rupestre de ser una playa pueblerina en el Casi-Caribe-Mexicano.

mahahualjavierhidalgo.jpg

by javier_hidalgo @ Flickr

4. Matanchén y Las Islitas
En Nayarit, a unos cuantos kilómetros del famoso Muelle de San Blas. Aquí está a gusto para caminar, acampar o rentar una cabaña.

matanchencfrausto.jpg

by cfrausto @ Flickr

5. Concepción Bamba
En el estado de Oaxaca. Una playa de arena blanca que sorprende a sus visitantes con un lago justo en el medio. De por sí este estado tiene muchos rincones mágicos por visitar, y les dejamos este por si lo suyo es más la playa.

concepcionbambadanieloctavio1000.jpg

by danieloctavio1000 @ Flickr

Recuerden chicas, estos paseos requieren que sean un poco más aventureras y estén mejor preparadas, pero claro que están hechas para tener experiencias increíbles, ¡No olviden la cámara!