FAO tira a las medusas a la olla para evitar su reproducción

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura recomendó desarrollar productos alimenticios en base al animal, para proteger la pesca.

Viejos lobos de mar me comentaron que la jibia, pulpo y medusa, efectivamente eran depredadores naturales de los peces. Pero que ésta era una cuestión propia de la cadena trófica. La verdadera amenaza para la pesca artesanal, era sin lugar a duda las legislaciones que permitían la pesca por arrastre y cuotas máximas de captura simplemente exorbitantes para los buques factoría.

Lejos de atacar el verdadero problema: la sobrepesca, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), con la Comisión General de Pesca para el Mediterráneo, coincidieron en que el rápido aumento del número de medusas puede ser una de las causas del descenso de las poblaciones de peces observado en el Mediterráneo y el Mar Negro. Es por eso que han planteado que deben ser la materia prima para productos alimenticios y farmacológicos dada la propiedad antienvejecimiento que las medusas tendrían.

El nuevo nicho de mercado llegó de la mano de la introducción de la Mnemiopsis leidyi en 1980 desde al Atlántico al mar Negro, dando lugar a un impacto “arrollador en las poblaciones de peces”, según informa el texto y agrega que “El efecto combinado de depredación y la sobrepesca humana jugó un papel importante en la reducción de peces en edad reproductiva a un umbral que dificultó la recuperación de sus poblaciones”.

Nuevamente somos testigos del caos de los ecosistemas producto de la intervención del hombre, el cual puede siempre sacar cuentas alegres y ver la “oportunidad dentro de la crisis”.

La FAO ya aconsejó comer insectos y en algunas latitudes esto sí tuvo buena llegada. Sin embargo, la realidad es que las “plagas” históricamente responden a negligencias en las estrategias de desarrollo. Por eso es tan importante tener políticas que se sustenten en el equilibrio ecológico y no bajo criterios monetaristas que impactan tan gravemente a los hábitats y sus especies.

Link: 

Fuente: FAO recomienda comer medusas (BBC)