Amazonas colombiano amenazado por la minería

Presidente colombiano decidió establecer como Área Estratégica Minera varias hectáreas de la selva.

La selva amazónica es conocida como el pulmón del planeta. Lamentablemente, por muchos años el humano creyó que los recursos de esta selva eran inagotables, y la sobre explotó de tal manera que varias hectáreas de árboles se perdieron para siempre. Afortunadamente, el hombre recapacitó y la tala indiscriminada está bajando año a año.

Sin embargo, hay otro problema que aún no se soluciona: la minería. Hace algún tiempo, se creía que la Amazonía escapaba de esta actividad, sin embargo, en la región hay cerca de 140 títulos vigentes que cubren un área aproximada de 100.000 hectáreas (la mayoría dedicada a la extracción de oro y coltán).

Procurando ordenar y controlar las actividades mineras en la selva amazónica, el presidente Santos anunció en la Cumbre de la Tierra de Río+20 que decidió establecer como Área Estratégica Minera un territorio de 17’089.085 hectáreas, que incluye áreas protegidas, resguardos indígenas y zonas de reserva forestal, en donde se han detectado importantes yacimientos de al menos cuatro de los diez minerales estratégicos según el Ministerio de Minas y Energía.

Afortunadamente, el ex ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Frank Pearl, firmó antes de su renuncia una resolución que prohíbe el desarrollo minero sin el estudio previo de esa cartera.

Debemos tener en cuenta que la minería no puede ser sinónimo de desarrollo, sobre todo en una zona tan importante para la humanidad, que además significa el desplazamiento de personas y la remoción de los suelos para llegar al subsuelo. Los efectos son inevitables, muchas veces irreversibles y otras veces perpetuos.

Links:

Fuente: La guerra por los parques naturales