Recomendación: Mujeres de Ojos grandes de Ángeles Mastretta

¿Te has preguntado lo que descubrirías de tu abuela y tías abuelas si te contaran su historia? Verías el mundo diferente seguro. Riesgo: si lees este libro podrías entender mejor a otras mujeres.

“La tía Daniela se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota. Lo Había visto llegar una mañana, caminando con los hombros erguidos sobre un paso sereno y había pensado: “Este hombre se cree Dios”. Pero al rato de oírlo decir historias sobre mundos desconocidos y pasiones extrañas, se enamoró de él y de sus brazos como si desde niña no hablara latín, no supiera lógica, ni hubiera sorprendido a media ciudad copiando los juegos de Góngora y Sor Juana como quien responde a una canción en el recreo.” -Ángeles Mastretta

Levante la mano la persona que se identifica. Increíblemente, ese sólo fragmento hizo que fuera a comprar el libro a los pocos días. Una amiga me mencionó la frase: “Me enamoré como toda mujer inteligente: como una idiota”. Admitámoslo, nos va como anillo al dedo, entre la soberbia de que ya no nos enamoramos como las adolescentes que fuimos y la verdad de que probablemente lo haremos.

En este libro de cuentos, Mastretta nos lleva en un recorrido por las historias de sus numerosas “tías”, porque a todas las protagonistas las llama tías. Será que yo crecí entre muchas tías, pero sus personajes se sienten tan cercanos y tan palpables con esa realidad mexicana de las mujeres. Algunas que se casan, algunas que se buscan y no se encuentran, las vidas de tías que bien pudieron haber sido tu madre o tu abuela.

No soy particularmente fanática de los libros de cuentos, pero me gusta la manera en que se conforman estas historias, esas épocas soñadoras que evocan y eso de que sean mujeres de ojos grandes: no es de sorprender, me indentifico.

¿Qué tienen las mujeres de ojos grandes? Según esos cuentos, vemos la vida diferente, pero la única manera de comprobarlo, es leerlos.