Globalización favorece a las especies invasoras

Las áreas con alto número de especies nativas son vulnerables a las invasoras.

Enciclopedia de la Biodiversidad, compara a nivel global, resultados de investigaciones realizadas en Chile y otros países sobre las plantas más abundantes del planeta.

lupinusangustifoliusinvasic3b3n300x300.jpg

Especie invasora Lupinus angustifolius.

Como bien es sabido, producto de la globalización se han acortado las distancias entre continentes, lo que ha provocado el retorno a lo que fue el continente único Pangaea, fenómeno que ha generado múltiples cambios a nivel global.

Es así como se ha facilitado el establecimiento de especies invasoras en diversas regiones del mundo produciendo cambios de gran magnitud en la biodiversidad. Si bien los seres humanos han movido especies desde sus orígenes, a partir del siglo pasado, la sociedad ha sido la responsable del desarrollo exponencial de las migraciones asistidas de plantas, introduciendo especies alrededor de todo el mundo con el fin de obtener alimento, combustible, forraje, o ya sea para uso medicinal, horticultura y diseño de paisaje. De esta forma, se han quebrado las barreras de la geografía, proporcionando la dispersión de semillas y otras partículas, las cuales germinan sin precedentes.

Ante este escenario, un conjunto de científicos a nivel mundial, generó  el volumen Globalization Effects on Common Plant Species -Los efectos de la globalización en las plantas comunes- en la 2da edición de Encyclopedia of Biodiversity de la Editorial Elsevier, material que reúne diversos artículos de los principales científicos internacionales del área, con información reciente sobre evolución de la biodiversidad, nuevas teorías, patrones ecológicos, entre otros temas.

El profesor Dr. Aníbal Pauchard, de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción, participó de este artículo junto a científicos de USA, República Checa, Alemania, España, Sudáfrica, Australia, e Italia. “Trabajar con colegas de todo el mundo permite integrar bases de datos de las especies provenientes de cada país, las cuales usualmente no se utilizan para análisis globales. Las implicancias son tremendas ya que ahora podemos descubrir patrones y procesos que antes estaban sólo en la teoría”.

“En este estudio, nos dimos cuenta que las especies que comúnmente denominamos malezas son muy abundantes a nivel mundial y lo más importante tienen rangos de distribución muy amplios, es decir están en casi todas las regiones del mundo”.

eschscholziacalifornica300x300.jpg

Especie invasora Eschscholzia californica.

Mediante estas investigaciones, se han detectado variables comparativas entre especies nativas e invasoras, que pueden ser útiles para desarrollar un monitoreo efectivo, y también, programas de prevención. En este volumen, los autores revisaron y compararon los efectos que posee la globalización y homogeneización de especies de plantas a nivel mundial. Entre ellos, analizaron las regiones que poseen un clima similar, pero que obtienen diferentes resultados en torno a la cantidad de especies invasoras, debido al historial comercial y diversidad migratoria de cada país o región a través de la influencia de otros continentes. Es el caso de California y Chile central, en donde el estado del norte posee el doble de especies invasoras que nuestro país, a pesar de tener el mismo clima.

De la misma forma, los científicos exploraron modelos de homogenización a escala global e intercontinental, utilizando la frecuencia de especies y abundancia, a modo de obtener una visión más completa. Los resultados indican que el ser humano ha ido mezclando las especies favoreciendo el surgimiento de estas malezas cosmopolitas, las que homogenizan la biota mundial.

 

Investigación

cirsiumvulgare300x300.jpg

Especie invasora Cirsium vulgare.

Entre los resultados, se determinó que las especies invasoras están altamente distribuidas independientes de la escala o la extensión de las áreas estudiadas, es decir aquellas que son exitosas, lo son a escala local, nacional y mundial, ocupando todo tipo de hábitats. Sin embargo, en algunas regiones de Norteamérica, Argentina, Chile y Sudáfrica, las invasoras poseen una distribución significativamente más extensa.

Por otro lado, algunas zonas geográficas son más fáciles de ser invadidas que otras, las áreas con alto número de especies nativas son vulnerables a las invasoras debido a una alta disponibilidad del recurso y heterogeneidad del ambiente. Prof. Pauchard indica “Aquí influye mucho la historia de introducciones de una región, si ha habido comercio intenso, el tipo de uso del suelo, agrícola o forestal, y el clima”.

Los resultados de esta investigación permiten destacar que existen diversos modelos de invasión que dependen del clima, nivel de perturbación, tiempo de introducción y volumen del comercio; variables que son más fáciles de comprender con una base de datos de especies invasoras. De esta forma, el futuro modelo de biodiversidad será dominado por el comercio, el transporte, y el cambio de modelo de distribución de especies.

Finalmente agregra el Dr. Pauchard, “La biodiversidad del próximo siglo dependerá fundamentalmente del balance de dos elementos: las acciones del ser humano que permiten el movimiento de especies y facilitan las invasiones, y las acciones de conservación de los los ecosistemas naturales”.

Link: