Población de aves disminuye por pérdida de hábitat en Brasil

28 especies de aves han sido víctimas de la fragmentación severa de su hábitat.

Por Gustavo Carrasquel

Un nuevo estudio publicado en la revista PLoS ONE muestra que en la actualidad hay muchas especies de aves que tienen pérdida de hábitat grave, pero aún no están en lista como especies amenazadas.

El estudio fue dirigido por investigadores del Instituto de Tecnología de Nueva Jersey. Anteriormente, los investigadores habían demostrado que una métrica llamada capacidad meta-población tiene el criterio adecuado para medir el impacto de la fragmentación del hábitat en la supervivencia de una especie en particular.

La Capacidad Meta-Población proporciona información acerca de la supervivencia de las especies después de considerar la extensión del hábitat fragmentado.

“Nuestro objetivo fue evaluar el riesgo de extinción de especies de aves en el Bosque Atlántico de Brasil, y conocer la diversidad de aves. En base a las restricciones de altitud y los requisitos de tipo forestal, así como la deforestación tropical en curso, ya se sabía que la mayoría de las especies tienen acceso a menos del hábitat que generalmente se supone. Pero lo que también es hábitat sigue siendo muy fragmentado y a veces no es suficiente.”, dijo Gareth Russell del equipo de investigadores.

En el presente estudio, los investigadores utilizaron la capacidad meta-población para evaluar el efecto de la pérdida de hábitat para 127 especies de aves de la Selva Atlántica de Brasil. Sólo el 10 por ciento de la región tiene ahora la cubierta forestal y mantienen hábitats adecuados.

El estudio encontró que la pérdida de hábitat dio como resultado la disminución de algunas poblaciones severamente, mientras que tuvo un efecto muy leve en algunos otras.

Los investigadores también encontraron que 28 de un total de 58 especies de aves que han sido víctimas de la fragmentación del hábitat severa no han sido catalogados como especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“La evaluación del riesgo de extinción es un gran desafío, y los equipos especializados que realizan este trabajo se enfrentan a muchas incógnitas Las especies más amenazadas son a menudo los más raros, y por lo tanto también la más difícil de encontrar y estudiar. Nuestro enfoque sólo requiere conocimientos básicos sobre una especie, pero optimiza la información mediante su vinculación a la reciente avalancha de datos sobre el medio ambiente.”, dijo Russell en un comunicado de prensa.

Links