No desperdicies la comida, piensa, aliméntate y ahorra

Con esta campaña en el Día Mundial del Medio Ambiente se espera que conozcamos el impacto ambiental de tener comida sobre nuestra mesa.

Piensa. Aliméntate. Ahorra. Este es el lema de este año para el Día Mundial del Medio Ambiente. Es una campaña para reducir y evitar los desechos y la pérdida de alimentos.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO según sus siglas en inglés), cada año desperdiciamos 1,3 millones de toneladas de comida, mientras que 1 de cada 7 personas no tienen qué comer, y 20 mil niños menores de 5 años mueren de hambre cada día.

Estas cifras son alarmantes, ya que demuestra el desequilibrio que existe en la utilización de los recursos que nuestro planeta nos ofrece. Según la FAO, un tercio de el alimento que se produce se pierde o se desecha, provocando un gran impacto en las fuentes de recursos naturales, y genera consecuencias negativas al planeta.

El tema de este año quiere dar a conocer el impacto de nuestras acciones a la hora de alimentarnos, para que evitemos seguir haciendo cosas que dañen nuestro medio.

piensaalimentateahorra.jpg

Al desperdiciar comida, también estamos desperdiciando los recursos naturales que se utilizaron para prepararla. Por ejemplo, un litro de leche supone gastar mil litros de agua, y si la desperdiciamos, todo habrá sido en vano.

La producción global de alimentos supone un 25% de la superficie habitable; el consumo de agua, un 70%, un 80% de deforestación y un 30% de gases. Es decir que alimentarnos es una de las acciones que crean más pérdida en la biodiversidad y cambios en el uso de suelo.

Para evitar o disminuir todo este impacto, procura elegir aquellos alimentos que signifiquen un menor impacto al medio ambiente, como la comida orgánica, que prácticamente no usa elementos químicos en su producción, o comprar productos en mercados locales, en los que no ha sido necesario el transporte, por lo que no ha supuesto tantas emisiones de gas. No compres más comida de la que vas a consumir, para que a final de mes no botes frutas, carne, verduras ni algún otro alimento.

Ten siempre presente a toda la gente que no tiene qué comer, a los recursos que se gastan día a día para que puedas tener un plato de comida en tu mesa. Agradece por ello y no desperdicies comida. Piensa antes de alimentarte y ahorra para proteger el medio ambiente.

Links

Fuente: Nuestro lema para el DMMA 2013