Ya van muertos 46 zorros y un puma en la Patagonia chilena

En defensa del ganado, el Servicio Agricola y Ganadero a permitido la caza y el envenenamiento de estas especies protegidas por ley.

La ganadería de la Patagonia se ve reducida anualmente entre un 20 y un 30% a raíz de que los zorros y los pumas del lugar atacan a la masa ovina y bovina . Ante esta realidad el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) a permitido la caza de estas especies “protegidas”, con el fin de posibilitar la actividad productiva.

Como vemos en el siguiente mail, el SAG asume públicamente la medida y explica las bases de ésta:

mail1.jpg

El uso de perros protectores  permite la convivencia de sistemas productivos ganaderos y la presencia de depredadores carnívoros nativos según la veterinaria Paula Herrera, que se encarga de llevar a cabo el programa en Valle Chacabuco

“Los perros protectores de ganado pueden reducir la pérdidas económicas por depredación entre 60 a 80%, e incluso más, dependiendo de la realidad de cada caso cubriendo con creces los costos asociados a su cuidado, alimentación y manejo sanitario. Durante cientos de años han sido utilizados exitosamente en Asia, Europa, África y Norteamérica para controlar las pérdidas que producen osos, lobos, coyotes, guepardos entre otros”, explica la profesional.

Lamentablemente ya existe un saldo de un puma y 46 zorros muertos, cuestión que ha sido ratificada por el gobierno de Chile en este correo electrónico del SAG:

cazazorrosypuma.jpg

Es de esperar que las lógicas de sustentabilidad en ecosistemas tan frágiles como el de la Patagonia, se hagan efectivos, considerando que las especies introducidas son las que provocan un descalabro en la cadena trófica, más aún cuando es el ser humano es el que mediante la caza y el envenenamiento, se encarga de terminar con animales que incluso, y vanamente, son protegidos por la legislación vigente.