Vecinos de Lo Espejo se oponen al aumento de frecuencia de trenes

El proyecto podría acarrear grandes cambios para los vecinos del sector.

20 vecinos de Lo Espejo llegaron hasta el palacio de tribunales de Santiago, en Chile, acompañados de los abogados de la Fiscalía del Medio Ambiente,  Ezio Costa, Diego Lillo y Gabriela Burdiles, para oponerse a la Calificación Ambiental del proyecto “Mejoramiento Integral de la Infraestructura Ferroviaria Tramo: Santiago – Rancagua” que presentó EFE.

La empresa ferroviaria pretende aumentar la frecuencia y velocidad de los trenes que actualmente pasan a sólo 8 metros de las casas de los vecinos demandantes, lo que deteriorará drásticamente su calidad de vida, debido a las fuertes vibraciones y ruido que ocasiona el tránsito de los ferrocarriles. Los vecinos deben vivir con el ruido de 38 trenes al día, que pronto serán 118.

“El proyecto en cuestión, incurre en graves ilegalidades puesto que reconoce abiertamente que fracciona la propuesta original al tratarse de un subproyecto de ‘Rancagua Xpress. Pero por sobre todo, afecta el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación, el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica, y finalmente el derecho de propiedad”, explicó Ezio Costa, Director Ejecutivo de FIMA.

Asimismo, la propuesta fue ingresada al Sistema de Evaluación Ambiental (SEIA) como Declaración de Impacto Ambiental, siendo que debió hacerlo por Estudio de Impacto Ambiental, toda vez que generará graves impactos ambientales y sociales.

“Para nosotros esto implicará un gran deterioro en nuestra calidad de vida, ya que los trenes pasarán cada 8 minutos, haciendo casi imposible continuar viviendo en nuestras casas”, expresó Catalina Huerta vecina de Lo Espejo.

Este proyecto traerá fuertes cambios para los vecinos del sector, como el reasentamiento de comunidades humanas, alteración significativa de los sistemas de vida y costumbres, y riesgos a la salud de las personas. Ninguno de estos impactos fue evaluado para otorgar el permiso a la empresa.

Corporación FIMA (Fiscalia del Medio Ambiente)