Invasión de especies marinas propiciadas por los barcos

Un modelo global de rutas de especies invasoras podría ayudar a pronosticar la posible llegada de estos individuos a lugares específicos y prevenir sus efectos.

Al estudiar el movimiento de los barcos de transporte de mercancía de todo el mundo, un equipo de científicos fue capaz de identificar los puntos donde más florecen los invasores acuáticos.

Estas especies viajan en los tanques de lastre de los barcos, dispositivos que se utilizan para ajustar el peso y mantener la estabilidad de las enormes embarcaciones. En un nuevo destino estos organismos pueden provocar grandes desastres e incluso llevar a las especies autóctonas a la extinción.

La investigación, publicada por la revista Ecology Letters, indica que el auge del transporte marítimo en los últimos 20 años llevó a un aumento sustancial del número de especies marinas trasladadas de una zona a otra en las aguas de lastre o bien pegadas a los cascos de los barcos.

Puertos como San Francisco o la Bahía de Chesapeake, en Estados Unidos, registran la llegada de varias especies exóticas cada año, las cuales tienen un enorme impacto económico y sus efectos pueden durar décadas.

El estudio, que analiza los registros de casi tres millones de viajes entre 2007 y 2008, “combina información sobre rutas, tamaños de los barcos, temperaturas y otros datos biogeográficos, para construir un modelo de pronóstico de probablidades de invasión”, dijo el profesor Bernd Blasius, de la Universidad de Oldenbrurg, en Alemania. Aún cuando se trata de un modelo matemático, los investigadores pudieron ajustarlo con observaciones de campo para lograr estimar la probabilidad de que una especie invasora sobreviva el viaje y se establezca en un puerto donde el buque de transporte hace escala.

“Es una ruleta ecológica”, señaló el doctor Michael Gastner, de la Universidad de Bristol, en Inglaterra.

Los puntos de invasión más altos son Singapur, Hong Kong y los canales de Suez y Panamá. Los lugares de climas fríos, en las rutas de transporte del Mar del Norte, son menos susceptibles a estos problemas, a no ser que los barcos vengan con especies de aguas similares.

Los investigadores concluyen que los viajes más largos tienen menores probabilidades de causar daño debido a la invasión de especies, ya que “es bastante improbable que un organismo sobreviva un viaje de 20.000 kilómetros, porque que el agua de lastre no es el ambiente más cómodo para vivir”, dijo Gastner.

“Uno de los casos más conocidos de especies invasoras es el de los mejillones cebra. Llegaron a la región de los Grandes Lagos, en Estados Unidos, en 1988, en un barco procedente del Mar Negro. Los invasores causaron problemas económicos graves al multiplicarse rápidamente y atascar tuberías. Llegaron incluso a cortar totalmente el suministro de agua a una ciudad”. -BBC.

1008191416017100466.jpg

Links:

Fuente: ¿Cuán probable es que haya una invasión de especies marinas donde vive? (BBC)