Uruguay defiende su tierra frente “al modelo saqueador y contaminante”

En la marcha del 10 de mayo, miles de uruguayos se manifestaron en defensa del agua, la tierra y los bienes naturales. Lee su interesante declaración.

El pasado 10 de mayo fue la cuarta Marcha en Defensa de la Tierra, el Agua y los Bienes Naturales en Uruguay, contra la minería a rajo abierto, en especial contra el proyecto Aratirí, que convocó a más de 10 mil personas. Esta marcha organizó a una  buena parte de la sociedad uruguaya, desde los pequeños y medianos productores rurales hasta las contraculturas juveniles urbanas que ponen en cuestión el modelo de desarrollo y sus consecuencias sociales y ambientales para el país y el mundo en general.

La Asamblea Nacional Permanente dijo una proclama, en la cual se destacan varias denuncias, sobre todo de enfermedades y reducción de lagos y tierras por culpa de las grandes empresas,  y exigencias para revertir estos problemas y defender los bienes naturales. A continuación, te mostramos algunas de sus denuncias y exigencias.

“Nuestra lucha, no es sólo ambiental. Rechazamos el modelo de desarrollo, saqueador y contaminante que se ha impuesto en esta tierra que no diversifica la producción, que reprimariza la economía y nos perpetúa como exportadores de materias primas, que agota la tierra, que contamina el agua, que amenaza privarnos de bienes naturales no renovables, que vacía el campo, y que al contrario de lo que se dice, elimina puestos de trabajo.

Denunciamos que los megaproyectos consumen grandes volúmenes de agua y el gobierno la pone a disposición de las transnacionales en forma gratuita.

Denunciamos el vaciamiento del campo, la desaparición de pequeños y medianos productores familiares agrícolas, lecheros, apicultores y ganaderos debido a la concentración y extranjerización de la tierra, al encarecimiento del precio de la tierra en manos de especuladores, y a los monocultivos forestales y de transgénicos.

Denunciamos que la tierra,  la calidad del agua, así como la salud de la población, están amenazados por la búsqueda de gas e hidrocarburos, que serán explotados mediante fracking, una forma de extracción altamente contaminante, que ha sido prohibida en otras partes del mundo.

Hoy y aquí exigimos

Que teniendo en cuenta los daños ya provocados por las fumigaciones, se castigue a los contaminadores y se modifique radicalmente la normativa vigente, que nos hace víctimas del envenenamiento con agrotóxicos.

Que paren ya, la entrega de la tierra y los bienes naturales del territorio, a la inversión extranjera que saquea nuestras riquezas.

Que no se privaticen más áreas de uso público.”

Finalmente, manifestaron que la tierra, el agua y todos los bienes naturales no son una mercancía más, y exigieron al gobierno e instituciones financieras que escucharan sus demandas, ya que el pueblo es soberano y exige respeto. No temerán defender su territorio y al planeta mismo.

Links: