Únete a la Marcha contra MONSANTO este 25 de Mayo

El problema más grave de todo esto es que se quieren privatizar semillas populares como la del melón y el brócoli, en una repugnante jugada para dominar el mercado alimentario global y despojar a los pueblos de su soberanía alimentaria.

Que en Estados Unidos se estén organizando para la marcha más concurrida jamás realizada y que además, se le invite al mundo entero a protestar, es un hito que llega de la mano de una desafortunada noticia: Monsanto le ganó en tribunales a un agricultor de Indiana que le compró a un proveedor secundario una dotación mixta de semillas de soja, las que luego sometió al herbicida RoundUp, para quedarse con las resistentes que guardó para replantar. Por esto fue criminalizado y multado con 84.000 dólares a favor de Monsanto.

Las cosas no son mejores en el resto del mundo donde la agrotóxica se dedica a privatizar las semillas, influyendo para esto en las altas esferas políticas, cambiando legislaciones y financiando campañas para que por ejemplo no se aprueben moratorias o etiquetados que informen sobre cuales son los alimentos genéticamente modificados como sucedió con el rechazo de la propuesta 37.

Uno de los puntos principales que se defenderán en la marcha es la reinstauración de la moratoria para la siembra de maíz transgénico, cuya importancia ha sido destacada por el Instituto de Ecología de la UNAM, la Comisión Nacional para el Conocimiento y  Uso de la Biodiversidad y el Instituto Nacional de Ecología.

Pero en todo el mundo la impopularidad de Monsanto sienta precedente. Alemania rechaza semilla transgénica importada desde Chile, Polonia prohíbe cultivos transgénicos de BASF y de MonsantoFrancia, Eslovaquia, Irlanda, Gran Bretaña y Bulgaria prohibieron el cultivo y la comercialización del grano de Maíz MON810, en China, el gobierno prohibió la comercialización de arroz transgénico, dando un gesto político contra la ingeniería genética de las semillas y en los agricultores Húngaros al notar que semillas trangénicas fueron mezcladas con las normales, sin su consentimiento, quemaron mil hectáreas de plantas de semillas Monsanto.

En Latinoamérica es más complicado el panorama, es por eso que Monsanto sólo en Chile tiene 32 empresas asociadas al cultivo de semillas transgénicas en sus fronteras. Por suerte en Perú se aprobó una moratoria que prohíbe los transgénicos por 10 años.

Pero el problema más grave de todo esto es que se quieren privatizar semillas populares como la del melón y el brócoli, en una repugnante jugada para dominar el mercado alimentario global y despojar a los pueblos de su soberanía alimentaria.

Es por eso que si quieres participar este 25 de mayo, lo hagas con todo. REGISTRÁNDOTE EN PRIMER LUGAR EN MARCH AGAINST MONSANTO, con el fin de reunir fuerza y decir NO A MONSANTO.

¡Es increíble el número de países y organizaciones que están movilizadas! ¡ADELANTE!

En Chile/ Santiago Valparaíso