Lobo Gris aumenta y deja de ser protegido para darles caza en EE.UU

Expertos aseguran que ha crecido su número y las autoridades reciben reclamos de hombres que pierden cientos de animales del rebaño por culpa de jaurías hambrientas.

Los lobos suelen ser sinónimo de pérdidas de ganado, robos y otros “crímenes” que se les atribuyen a ciegas en las tierras de Tío Sam. Es por esto que la cacería de lobos era una práctica muy común en Estados Unidos hasta hace algunas décadas.

Esta práctica casi extingue por completo a esta especie y por esto se declaró como animal en extinción en el año 1973 y en 1995 comenzaron a reinsertar lobos en sus hábitats naturales. Pero hoy las autoridades evalúan quitarlo de la lista de especies protegidas.

Con la reinserción, y a pesar de que la caza ilegal continuó, los lobos grises lograron incrementar su número en pocos años, lo que también aumentó los problemas. Las jaurías difícilmente pueden encontrar un lugar donde no esté presente el hombre. Si bien hay kilómetros de montañas en total soledad, es muy difícil encontrar animales silvestres que los lobos puedan cazar, por eso es inevitable que bajen a las granjas más cercanas a cazar alguna oveja u otro animal parte del ganado “propiedad” de alguien.

Los habitantes de distintos lugares que ven en el lobo una amenaza, han reclamado durante años a las autoridades para que controle la población de estos o que al menos no se sancione su caza. Por esto y como el número de lobos ha ido en aumento según datos de expertos, es que el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU, comunicará durante esta semana la exclusión de la lista en extinción del lobo gris en todo Estados Unidos, salvo en estados como Arizona y Nuevo México, donde habitan unos 75 lobos mexicanos que seguirán protegidos.

El cambio que se viene tiene muy contentos a las personas que veían afectadas por las visitas nocturnas de jaurías de lobos, pero tanto los animalistas como algunos científicos no ven con buenos ojos la idea. “Es un poco deprimente cómo la ciencia puede ser utilizada cuando se ocupa para hechos como este”, señaló molesto el profesor de biología evolutiva de la UCLA, Bob Wayne.

No podemos negar que muchas personas sufren grandes pérdidas por el hambre de los lobos, pero también hay que entender que a estos cuadrúpedos no les queda más opción. Las autoridades deberían plantear otro tipo de solución, ya que la idea no es poner a especie en peligro nuevamente. Recordemos que una gran parte del pueblo estadounidense es fanático de las armas y la caza de animales. Esta nueva medida puede ser más bien una entretención legal para ellos, más que una defensa a sus rebaños.

Link:

Fuente: U.S. plans to drop gray wolves from endangered list (Los Ángeles Time)