En el hipotálamo está la clave del envejecimiento celular

Rejuvenecen ratas dándoles 20% más de vida, unos 14 años humanos. Se abre paso a una nueva etapa en la ciencia.

Son muchos los descubrimientos hechos en este aspecto. Los antioxidantes, como el vinola marihuana; la alimentación baja en caloríasel estudio son algunas de las claves para retrasar el envejecimiento. Una aspiración humana que explica nuestras concepciones religiosas, culturales, sociales y económicas. Todo por vencer el “frío misterio”.

Sin embargo, hasta ahora dejando a un lado la mitológica Fuente de la Juventud, las pistas más confiables las daba la Rapamicina, un componente en la tierra de Rapa Nui con propiedades antibióticas y antifungales, que según los científicos estimula otras moléculas que mantienen y reciclan las proteínas para que continúen jóvenes y funcionales en las células del cerebro. Esto es crucial para que se pueda continuar aprendiendo y pensando. Es por eso que hasta ahora es la cura más eficiente para el Alzheimer.

Además de eso, investigadores japoneses dieron que  la  proteína C1q, que se creía que solo tenía impacto en la formación del sistema inmune, pero que sería también determinante en los procesos de envejecimiento. La paradoja resultaba ser que  la proteína  al estar conectada tanto con el sistema inmune como con los procesos de envejecimiento no podía ser desactivada, ya que afecta  gravemente la función biológica asignada a la defensa de nuestro cuerpo.

Ratas optimizadas vivieron 20% más

Las últimas conclusiones llegan de la mano de un grupo de investigadores de la U. de Yeshiva, en Estados Unidos y son que el hipotálamo es capaz de controlar el envejecimiento que ocurre a nivel general en todo el cuerpo, además de tener funciones para las respuestas hormonal e inmune.Con este descubrimiento se pudo experimentar controlando esta parte del cerebro en ratas de laboratorio.

Los investigadores se centraron en el proceso de inflamación que sufre el cuerpo con la vejez, la que causa distintos tipos de deterioro. En el hipotálamo centraron su atención en un complejo de proteínas llamado NF-kB fundamentales para activar la inflamación en el resto del cuerpo.

Una vez activada esta cadena de inflamación, las ratas “mostraban una disminución del tamaño del músculo y de la fuerza, del grosor de la piel, y en su capacidad para aprender, todos indicadores de envejecimiento. La activación de esta vía promovía el envejecimiento sistémico que acorta la esperanza de vida”.

Y al revés, cuando la proteína era bloqueada en el hipotálamo, el efecto producido era una tonificación muscular y una mejora evidente en la piel. Estos cambios estéticos fueron acompañados de una mayor longevidad y un proceso de envejecimiento mucho más lento.

La importancia radica en que nunca antes se había comprobado con tanta certeza que es un órgano el que se encarga del proceso de envejecimiento de todo el cuerpo, lo que marca un hito en la ciencia con posibilidades de cambiar el paradigma médico respecto a la salud.

El autor principal de la investigación, Dongsheng Cai plantea que “Lo que es interesante es que es posible alterar la señalización en el hipotálamo para ralentizar el proceso de envejecimiento y aumentar la longevidad”.

Esto podría tener una importancia desestimada en las relaciones que el ser humano tiene con la Tierra. La sobrevivencia dependerá, además de la salud,  del manejo sustentable de los recursos naturales para que este no sea un factor que termine por aguar la fiesta de la eterna juventud, que ciertamente se relacionará con el poder adquisitivo de quienes pueda comprar los tiket de ingreso y quienes se queden sentados a la espera de la triste decadencia.

Link: Cuando la única opción es que devuelvan la tierra donde pisamos

 

Fuente: Brain Region Found to Control Aging (Lives Cience)