Conoce al gato bendecido por el Papa Benedicto XVI

Por estar en la misa este gato fue tocado por la mano del ahora mítico Benedicto XVI, este acontecimiento lo lanzó a la fama de inmediato. Por suerte el pontífice no le echó agua bendita, porque el felino se hubiese salido de toda solemnidad.

El cónclave ya tomó una decisión y  al final no tenemos un Papa negro pero si un gato negro “bendecidoW por la máxima autoridad de la Iglesia Católica. Este felino uno de los últimos que fue bendecido por el ahora ex Papa Benedicto XIV.

Muchas de las cosas no se supieron de Benedicto XIV , entre ellas, que al parecer es un amante de los gatos. Su debilidad quedó en evidencia luego de que en una misa que realizaba en el oratorio de Birmingham en Roma, hiciera una pausa para acercarse a un felino negro que por extraña razón se encontraba en la ceremonia, el ex Papa aprovecho de acariciarle las orejas y decirle cumplidos.

“¿No es grande?, ¿No es bonito?, ¿ Cuál es su nombre?, ¿Qué edad tiene?” preguntaba el sumo pontífice mientras el gordo felino se dejaba querer.

La escena causó tanta gracia que de inmediato los paparazzi se acercaron a fotografiar la escena. El gato no entendía lo que sucedía a su alrededor y parecía no importarle. Después de ese instante el minino se convertiría en toda una estrella.

El nombre del gato católico es  Pushkin, una mascota de 10 años que pertenece al padre Anton Guziel. Este creyente felino en varias ocasiones se cuela a las misas del oratorio. El sacerdote Guziel, ahora parece el manager de Pushkin y cuenta que este ha recibido decenas de cartas de admiradores y feligreses, que ahora creen que el gato está bendito. Nosotros creemos que si, como todos los animales del planeta ¿Será el nuevo Papa Francisco I, amante de los animales?, no le vendría nada de mal a la iglesia un nuevo ejemplo de amor por el prójimo como lo fue Francisco de Asis.

Fuente: Cat becomes a star alter Pope (Telegraph)