¡Hazlo Tú Mismo!: Jabones artesanales de rosa mosqueta

No hay nada mejor que darse un baño con un jabón de rosa mosqueta, miel y pétalos de flores de tu jardín.

Los jabones tienen una serie de químicos que no son muy buenos para el planeta, además nunca sabemos a ciencia cierta si fueron probados en animales o no, por eso es mejor hacer jabones naturales tú mismo. Llegó la hora de regalonear tu cuerpo dejándolo suave y con un olor irresistible.

La rosa mosqueta crece principalmente en el sur de Chile, además de ser una alimento delicioso si haces mermeladas o pasteles, también tiene propiedades excelentes para la piel, el aceite de rosa mosqueta se vende muy barato en farmacias y está comprobado que borra cicatrices, marcas del acné y hasta atenúa las estrías. Por eso será el principal ingrediente de nuestro jabón.

A continuación reúne los siguientes materiales:

  • Un molde entretenido, (Muy parecido a las cubeteras de hule con molde grande, suelen venderse en artículos de pastelería)
  • Una cuchara grande plástica para revolver la glicerina
  • Alcohol en spray
  • Miel
  • Perfume o esencia de perfume
  • 2 ollas, una grande y otra chica (para hacer baño maría)
  • Una barra grande de glicerina
  • Aceite de rosa mosqueta
  • Rosas o pétalos de flores

Ahora que tienes los materiales mira este fácil tutorial y pasa una buena tarde:

Los exquisitos jabones harán que jamás quieras comprar uno tradicional en farmacias, si tienes imaginación puede fabricar un buen canastillo con materiales reciclados y hacer tu propio negocio de venta de jabón, se venderán como pan caliente. También es una buena oportunidad de regalo para tu mamá, amigas, etc.