¿Ñam? Las 6 cosas más asquerosas en una hamburguesa

El escándalo desatado por la carne de caballo en diversos productos como las hamburguesas a nadie ha dejado indiferente, pero ¿Es lo más repugnante que contienen? Mmmm…podríamos decir que es lo de menos.

Los mercados en el viejo continente quedaron impactados ante las evidencias de adulteración de alimentos que decían contener carne de vaca, sin embargo las pruebas detectaron  trazas de ADN de caballo en cientos de productos de proveedores de la mundialmente reconocida marca Nestle.

Considerando esto, podemos plantearnos el hecho de que la sola producción de las hamburguesas es repugnante. El economista Daniel López Dias, sacó todo estos cálculos para saber cuál es el verdadero costo de nuestro amor por las hamburguesas que puso en un polémico video.   Pero,  ¿Es lo más repugnante que contienen? Entendemos lo cruel que es la industria alimentaria, pero sabemos que la carne de caballo nutricionalmente es mucho mejor que la de otros animales y que por supuesto, hay otros factores que profundizan lo asquerosa que esta pueda ser. A continuación seis de las peores:

1. Bacterias: Son parte del exterior, sin embargo la carne cuando es procesada queda al contacto con el aire y peor aún cuando es molida. Cuando se convierte en hamburguesa, la carne molida que se encuentra en el interior y que ya ha sido expuesta al exterior, sino queda bien cocida, es probable que te ataque con una violenta infección estomacal.

2. Carne es carne y viene de todo, TODO el animal: Ya sabemos que los embutidos llevan todo, TODO el animal. He podido presenciar horripilantes videos donde una vaca es molida entera por unas máquinas mucho más crueles que los mismos hornos de Auschwitz. No es broma que las vienesas son de pezones y orejas de cerdo. De hecho , han inventado el elegante nombre de “carne magra de textura fina” para referirse a este amasijo que tiene una técnica muy muy sofisticada:  Los recortes se licuan, a continuación se ponen en una centrífuga para separar la grasa y los trozos sólidos. El líquido resultante se trata luego con amoniaco gaseoso para destruir los patógenos – que deben ser miles de millones – al aumentar el pH, para después congelarlos en pequeños cuadrados que se envían a los supermercados y los productores, que agregan “esto” a la carne molida real como relleno. El producto final se vende como “carne de res molida sin grasa” y llega en forma de hamburguesa a  restaurantes y claro, a comedores escolares.

3. Heces, caca, mierda: Sí, la carne de tu hamburguesa tiene mierda. Cuando los intestinos de los animales se desgarran durante la masacre, se derraman sobre la carne. ¡OBVIO! es por eso que 2/3 de las muestras aparecen con escherichia coli, la bacteria presente en los intestinos para fermentar los desechos y convertirlos en un genuino lulo.

4. Superbichos: Ya sabemos que así como el herbicida Monsanto, los antibioticos en animales generan resistencia de super bacterias, que logran sobrevivir a los medicamentos, como algunas malezas a los agrotóxicos. Entonces tu hamburguesa tiene a los “elegidos” de las sepas bacterianas Salmonella,  Enterococcus y Staphylococcus aureus. En la carne de res la situación alcanza en promedio el 13%, pero en el caso de aves de corral la cifra aumenta bastante.

5. Drogas, químicos, insecticidas: Una consecuencia de lo anterior. Los animales en el criadero reciben alimentos con pesticidas, son rociados con químicos desinfectantes y son controlados gracias a drogas. Por supuesto tratados con antibióticos. Es así como llegan hasta nuestro cuerpo sustancias que conservamos para siempre. Estudios hablan de la presencia de metales pesados, por ejemplo en el agua de Freirina (Chile) con la cual se le da de beber a los cerdos. Estos componentes no pueden ser procesados por nuestro hígado y riñones, por lo que se quedan a vivir en nuestro interior para siempre causando graves enfermedades al sistema nervioso central.

6. Miles de animales en tu boca: La carne molida se mezcla invariablemente con la producción total del matadero. Entonces cuando por ejemplo, aparecen estos casos de la “vaca loca” o la “fiebre porcina” y se localiza al animal, no se saca NADA, puesto que la carne se mezcla con todas las demás, haciendo francamente imposible encontrar la “serie” de productos en donde estaría la vaca convertida en un circulo de carne congelado.

Ya sabes, si bien esto no es tan asqueroso como las hamburguesas hechas de heces humanas en Japón, es peor porque TODAS las hamburguesas están sujetas a estas condiciones. Por eso más vale que vayamos buscando a la garrapata estrella blanca que cuando pica convierte en vegetarianos a sus victimas!! Claro, los deja con una fuerte alergia a la carne.

Link: Una hamburguesa puede ser más contaminante que un camión

 

Fuente: 6 Things Grosser Than Horse Meat In Your Burger (Popsci)