Crisis económica causa baja de interés por el medio ambiente

Todos creíamos que estábamos en la cresta de la ola de la popularidad, pero no. Así lo revelaron datos de Globescan. Ya a casi nadie le importa qué suceda con la contaminación. Trabajar para comer siempre será más importante.

Hace veinte años atrás las personas estaban mucho más preocupadas por el medio ambiente. Así lo reveló una encuesta de Globescan realizada a  22.000 personas en 22 países a quienes se les consultó respecto a seis problemáticas medioambientales: contaminación del aire, contaminación del agua, la pérdida de especies, las emisiones de automóviles, la escasez de agua dulce, el cambio climático.

Todos fueron disminuyendo el grado de gravedad asignado, menos al cambio climático que ha ido en aumento desde 2003 hasta ahora.

Los investigadores de Globescan apuntan que el interés por los temas ambientales ha disminuido en todo el mundo, coincidiendo con la crisis económica mundial.

Grado de gravedad asignada a 6 problemas ambientales:

encuesta-2.jpg

Gravedad asignada al Cambio Climático:

climaencuesta.jpg

Lo que sucedería es que la gente ve como amenaza a su bienestar el decadente estado del sistema neoliberal, el cual les puede hacer un daño mucho más profundo que un desastre medio ambiental, por lo tanto es más grave una crisis donde el estado tenga que absorber la deuda de los privados que a su vez declarándose en quiebra despiden sin pagar indemnizaciones. El estado para cargar con esta deuda recorta el presupuesto de los programas sociales dejando en la indefensión absoluta a millones.

Lo más curioso es que tanto el medio ambiente como quienes lo habitamos tenemos el mismo enemigo. El sistema económico depredador, que pese a toda la evidencia científica de su insostenibilidad continúa amparándose en cifras que según el mismo Al Gore, están completamente obsoletas por su alto grado de externalidades que merman en la práctica su supuesto beneficio.

Es justamente este el mensaje que recomiendan revitalizar y difundir, ya que el que tiene un foco new age, centrado en “salvar el planeta” cuando justamente nosotros somos los que debemos salvarnos porque la Tierra en su sabiduría es capaz de renovarse, va en picada.

Te invito a leer el siguiente contenido donde se enlaza la política y la ecología con el fin de que los ciudadanos de las distintas naciones entiendan que el asunto medio ambiental y el económico son harina del mismo costal:

 ¿Y qué hacemos si no se acaba el mundo?

Cuando la única opción es que devuelvan la tierra donde pisamos

Expreso Nova/ La carta del inspector J. Lee de la Policía Nova

Barrick Gold por sobre el imperio de la ley

El tenebroso prontuario del grupo Angelini

Arauco: ¿Una empresa mimada por el Estado de Chile?

Corto y preciso. El conflicto Mapuche en 30 segundos

Natividad Llanquileo: “El poder económico se instaló para explotar irracionalmente la tierra y el mapuche la está defendiendo”

A 520 años del “Descubrimiento de América”

Esperamos que con todo esto, tu preocupación personal con respecto a tu supervivencia en la época que nos tocó vivir, sea la misma que tengas con todo lo demás que le está siendo usurpado a la Tierra con métodos crueles y altamente contaminantes y que nosotros a baja escala, también replicamos en un abuso de la costumbre. Tomando en cuenta que tanto el ser humano como el medio ambiente somos víctimas del mismo sistema, podremos generar estrategias para vencer la estructura creando alternativas para todos convenientes.

Fuente:  Apparently nobody cares about the environment anymore (Treehugger)