MX: La curiosa historia y casi desaparición del Ajolote

O sobre por qué no llevar especies a un ecosistema donde no corresponden

Yo sé que muchos de ustedes ya conocían al Ajolote. Pues yo les confieso que no sabía mucho sobre esta especie endémica mexicana hasta hace muy poco. De hecho, me enteré de su existencia hasta que me tocó hacer una nota sobre el rescate de Xochimilco.

Pero de ahí surgió un descubrimiento interesante: el ajolote casi se extingue hace muy poco. Y aquí hay una historia interesante sobre la implicación que tiene la introducción de especies en un lugar donde no es su hábitat. Este es un tema interesante y la razón por la que a veces en las aduanas de otros países te retienen tus frutas y verduras, o la razón por la cual Bart Simpson no debió llevarse a su rana en aquél episodio donde visitaban Australia, ¿se acuerdan?

Vamos a explicar un poco sobre la introducción de especies a donde no es su hábitat. Los ecosistemas y sus habitantes han evolucionado durante miles de años. Cada especie con su nicho ecológico. Es decir, lo que puede comer y los habitantes que pueden comer a esa especie. Todo es un muy delicado balance que le ha tomado a la naturaleza cientos de años. Pero a veces nadie les dice a las personas que conforman el poder sobre este pequeño detalle.

Resulta ser que algún Jefe Delegacional reciente de Xochimilco, ordenó la introducción del pez conocido como Tilapia Africana y también Carpa Dorada, con la supuesta intención de proveer a los chinamperos de otra fuente de ingresos y de mejorar su nutrición. No sé si este señor haya tenido algún asesor biológico sobre este ecosistema, que ya se encontraba en problemas desde antes.

Pero estos peces que actualmente son plaga, no sólo han casi acabado con el Ajolote, sino que además están destrozando el Ahizote, el árbol de donde normalmente se sostienen las chinampas. Ya que las noches son muy frías en las aguas de Xochimilco, los peces escarban en las raíces de los árboles, dejándolos desprotegidos y con poca estabilidad.

Algunas personas notaron lo mala que era esta idea, y decidieron ponerse en acción: Umbral Axochiatl es una organización indígena de turismo que se ha encargado a reproducir al ajolote en cautiverio. Esta organización se encarga de cuidar a los Ajolotes, que han durado en cautiverio hasta 14 años y han alcanzado hasta 30 centímetros. Actualmente, la organización tiene a los Ajolotes adultos en canales restringidos donde no hay Tilapia Africana y están a la espera de que esta plaga sea controlada por las autoridades.

Hasta junio del año pasado, investigadores, biólogos y pescadores estaban sacando 5 toneladas diarias de este pescado no apto para consumo humano, con el que además no sabían qué hacer. Aunque sea en cautiverio, por lo pronto el Ajolote no desaparecerá. La pregunta es, ¿Cómo ayudar a este ecosistema en caos?