El Plato Verde del Día: Tomaticán sin carne

Vitamínico, delicioso, fácil y barato!! ¡Dale con este plato y aliméntate como corresponde!

Debo reconocer que si tengo un don ese es el de la cocina. Desde muy chica que lo hago con mucho éxito. Es por eso que les transmitiré las recetas más deliciosas, nutritivas, sencillas y baratas en donde verás la magia de la sincronía, para que puedas ampliar tu repertorio gastronómico. Todos los jueves se dará cita esta sección para que estés muy atent@ y crees tu propio recetario Veo Verde con mis secretos más preciados.

Los ingredientes para nuestro tomaticán sin carne para 4 porciones son:

  • 6 tomates bien maduros pequeños o cuatro grandotes
  • 1 cebolla grande
  • 4 choclos grandes (nativos) o 6 chicos (americanos trans?)
  • 1/2 kilo de porotos verdes o judías
  • pimienta, merken, sal, aceite de maravilla, oregano fresco, perejil, dos dientes de ajo grandes
  • 2 tazas de arroz (puedes elegir el de tu preferencia)
  • 1 zanahoria

Preparación:

1. Primero te lavas las manos, pones un buen disco, verificas que la cocina esté ordenada y limpia, te pones bien cómodo y comienzas por “rajar” el medio kilo de porotos verdes o judías. Que no te quede el hilito por los lados ni las puntas. Cuando te aburras de esta misión, vas y colocas agua a hervir. Luego continuas.  Terminarás de limpiar los porotos justo cuand hierva el agua. Entonces los partes en tres para que no queden tan largos sino de unos tres centímetros y los pones a cocer con sal ocupando el agua caliente.

2. Luego de eso, comienzas a pelar los tomates y a cortarlos en pétalos grandes. Resérvalos en un bold. Ve cómo está la cocción de los porotos verdes.

3. Pon más agua a hervir, unas 4 tazas. Pica la zanahoria en cuadritos finitos y échalos en una olla chata o ancha con dos cucharadas soperas y ponla a freír unos segundos- hasta que el aceite se ponga anaranjado-, luego pica sobre la olla un diente de ajo y vierte dos tazas de arroz. Fríe todo junto, agrega sal a gusto y una ramita de perejil. Haz esto hasta que hierva el agua que antes pusiste a calentar. Pon un tostador bajo la olla, baja el fuego y vierte 3 tazas y media de agua sobre el arroz frito. Te darás cuenta de que todo va bien si es que suena fuerte un Shhhhh!!! tapa la olla y ahora los porotos seguro ya están listos. Los escurres y guardas esa agua caliente en una olla.

4. Anda sobre los choclos. Pélalos, limpialos y con un cuchillo corta todos sus granos. Ponlos a cocer en el agua que quedó de la cocción de los porotos verdes.

5. Ahora anda sobre la cebolla. Busca una sartén grande y ponte a picarla en cuadritos -con las ventanas abiertas para evitar la irritación ocular- sobre la sartén. Una vez que termines la heroica tarea, prende el fuego, agrega sal a la cebolla y tapa un poco la sartén. Luego de unos tres minutos, agrega aceite, sube el fuego y fríela, agrega el tomate, pícale un diente de ajo, agrega los aliños a gusto. Revuelve unos minutos, baja el fuego y tapa la sartén.

6. Mira el choclo, ya estará listo. Escurre y reserva en la misma olla.

7. Anda sobre la sartén, destapala y aplasta los tomates, agrega los porotos verdes y el choclo. Agrega salsa de tomate a gusto para que quede cremoso y puedes ponerle un poco de mantequilla si no va en contra de tu ética animalista. Tapa la sartén y déjala a fuego lento.

8. Anda sobre la olla de arroz, ábrela y con ayuda del mango de una cuchara de palo, haz agujeros presionando hasta el fondo de la olla para que salga el exceso de vapor. Apaga la olla y déjala tapada.

Ambas preparaciones estarán listas. No te habrás demorado más de media hora en ambas hechas de forma simultánea.

Si quieres la gloria, por mientras están las preparaciones en reposo tapadas, puedes freír huevos de gallina feliz y colocarlos luego encima del tomaticán sin carne y agregarle el arroz a un lado. Divino.

 ¡¡Sirve y come!!