Xoloitzcuintli: El perro hipoalergénico

¡Que tus alergias ya no sean un impedimento para tener un aliado canino en casa!

Sí, todos teníamos ese amigo de la primaria que tenía mil alergias, asma y siempre terminaba enfermo de una cosa u otra. De los que siempre traen pañuelos e inhaladores a la mano. Esos niños que morían por tener una mascota, pero cuyos padres no se los permitían debido a sus múltiples enfermedades y síntomas.

Si ese es tu caso y siempre moriste por tener un perro, podrías haber encontrado una solución a tu problema: el Xoloitzcuintli.

Esta especie es una milenaria en México de perro sin pelo, el cual se puede encontrar en tres tamaños: Toy, Miniatura y tamaño standard y dos variedades, una que no tiene ningún pelo y otra que sí tiene un poco. La primera es la más buscada y querida por los amantes de los Xolis, como también se les conoce amorosamente.

Tiene un temperamento muy agradable, es protector, inteligente y cariñoso. Si además de las alergias, alguna persona en tu casa se opone a tener un perro porque tiran mucho pelo, esta es otra razón para llevarte un Xoloitzcuintli a casa. Son muy leales a toda la familia e incluso se pueden convertir en un proyecto familiar, ya que el perro no formará un lazo con las personas que no se involucren en entrenarlo.

Otro dato curioso es que a diferencia de el perro promedio, los perros calvos mexicanos, (como también se les conoce), les agradan bastante las verduras. También son una especie canina muy práctica en cuanto a lo que se refiere a cuidados estéticos, mientras que otros perros requieren peluquería y baños varias veces a la semana, puedes mantener contento y limpio a tu Xoloitzcuintli con pasarle un trapo húmedo por la piel.

Así que ya sabes, que tus alergias no sean un impedimento para tener un compañero canino en la familia.