Facebook en llamas con “Los 10 mandamientos de un perro”

“Un perro no busca grandes coches, casas lujosas o ropa de diseñadores. Con agua y comida estará bien. No les importa si eres pobre o rico, listo o tonto, inteligente o estúpido, dale un pedacito de tu corazón y el te dará el suyo”.

Cuando leí este contenido que la rompe en Facebook, comprendí que en realidad es un manual de buenas prácticas para el llamado “mejor amigo del hombre”, que en la mayoría de los casos aplica más bien el “quien te quiere te aporrea”, dado a que la tenencia irresponsable, el abandono y la violencia, además de políticas públicas crueles y poco efectivas se hacen presentes cuando se trata de los cada vez más abundantes perros abandonados, mal llamados vagos o callejeros.

Pon atención al decálogo que yo titularía “Los 10 mandamientos de una tenencia responsable”. ¿Qué agregarías a la lista? ¿Qué te parece?

1. No te enfades conmigo por mucho tiempo ya que mi vida solo dura más o menos de 10 a 15 años.

2. Dame cariño y afecto, que lo necesito más que nada, y dame tiempo para averiguar que quieres de mí.

3. Tú tienes tu trabajo, tus amigos, y te entretienes, pero yo sólo te tengo a ti.

4. Háblame, aunque no entienda tus palabras, entiendo el tono de tu voz cuando me hablas y trato de hacer todo lo posible para complacerte. Se consciente en tu forma de tratarme ya que nunca la olvidaré.

5. Antes de golpearme o lastimarme, recuerda que también puedo lastimarte con un mordisco, pero no lo hago porque te quiero y nunca te haría daño.

6. Antes de regañarme por ser perezoso y desobediente, pregúntate si algo me molesta, tal vez no me estas alimentando correctamente, he estado mucho tiempo bajo el sol o mi corazón esta envejeciendo o debilitándose.

7. No me dejes nunca en la calle: no quiero morir en la perrera municipal, ni bajo las ruedas de un coche; cierra tu propiedad con una buena reja y no la dejes abierta (acuérdate que también hay ladrones)

8. Por favor cuídame cuando envejezca, ya que tú también envejecerás algún día.

9. No me abandones jamás; sé tan leal conmigo como yo lo soy contigo. Si algún motivo insuperable te obliga a separarte de mí, prefiero que me des en adopción y no que me eches a la calle.

10. En mi último viaje no me dejes solo; quédate conmigo y nunca digas que no soportas mirarme. No me dejes enfrentar eso sin ti. Todo será más fácil para mí si tú estás a mi lado, porque siempre te he querido.

Si bien no estoy de acuerdo en la humanización de los animales, puede servir para que los “amos” y aquellos que han adoptado el “mascotismo” en su vida, para que tomen en cuenta su lado más oculto y estén atentos a no causarle dolor a un ser vivo, aunque sea visto como una propiedad.

Fuente: Los 10 Mandamientos de un Perro  (Facebook)