Diputado español: “Los animales no tienen derecho a la vida ni a la libertad”

Para defender la Tauromaquia los políticos de la “madre patria” esgrimen sin asco los más aberrantes argumentos.

Ignorancia, soberbia, maldad…todas juntas, quizás ninguna. La defensa de las tradiciones y nuestro humano afán de construir “cultura” por medio de la ritualización del acto de empoderamiento en nuetro entorno, ya no es un tema incuestionable por muy enraizado que esté.

Solo el año pasado fueron prohibidas las corridas de toros en Cataluña por la presión de grupos de defensa animal  y ante la evidencia científica de que los animales son seres conscientes de sí mismos y su entorno en Declaración de Cambridge. Sin embargo, por estos días está siendo sujeta a revisión para retornar a su legalidad, dado a que más de  600.000 personas elevaron una petición al Parlamento para que los toros tengan la condición de bien de interés cultural en España.

Lidiar con toros es una tradición que se remonta a la Edad de Bronce. Es una antigua muestra de fuerza, valentía y virilidad, según lo explican los fanáticos de la tauromaquia, concepto que reúne a todas las prácticas relativas al fabuloso animal, siendo las corridas la más moderna y sanguinaria, celebrada desde el siglo XII en España, por lo que en Latinoamérica también fueron reproducidas luego de la colonización.

Es por toda esta historia defendida incluso por artistas de renombre, que la petición fue acogida y podría convertirse en ley, sumando además a la nominación del toro como “objeto” de uso cultural, el otorgar beneficios fiscales a los promotores de las corridas de toros.

En la “madre patria” los conservadores están con las trenzas sueltas defendiendo su postura, tanto así que diputados de esta tendencia ideológica, no trepidan en declarar públicamente sin asco ni vergüenza aberrantes argumentos como el que escucharás a continuación.

Se trata de Toni Cantó, un conocido payaso actor y político que en el Congreso utilizó todas sus dotes para decir cuestiones como que “Los animales no tienen derecho a la vida ni a la libertad”.  Pon atención y dinos qué te parece…

Muchos dicen que en parte hay bastante razón. El especismo en la defensa de los animales “más bonitos” o más empáticos en contraposición con aquellos que son materia prima de industrias tan crueles y siniestras como la alimenticia ¿Dónde están sus derechos a la vida y la libertad?…Mmm, es innegable que a todos nos llega, pero ojo, Cantó no lo dice para que esto cambie, sino para defender su derecho a mantener la tradición de la tauromaquia.

No quiero ser falaz en mi argumento, pero no puedo dejar de pensar en que una cultura que fue capaz de someter a la decadencia al nuevo continente “descubierto” para sus propósitos mercantilistas, que apoyó a Franco y que hoy por hoy a pesar de continuar haciendo uso de los recursos naturales de Sudamérica, mantiene en la más profunda crisis económica a sus habitantes, no puede por una cuestión estructural entender una cosmovisión que respete el hábitat y a quienes ahí vivan, sean animales o humanos. Perdonen la franqueza y obviamente entiendo que existe también una gran resistencia que no comparte estos “valores” de explotación.

Link: ¡Indignante! Madrid gasta casi 320 mil euros en “fiestas taurinas” (tortura de toros)

San Fermín o la venganza de los toros

A 520 años del “Descubrimiento de América”