¿Viajas con tu perro? Quizás el no lo pase tan bien

Si vas a viajar con tu perro tienes que ser muy responsable, ya que el cuadrúpedo podría hasta morir si las condiciones no son las adecuadas.

Muchos doglovers deciden irse de vacaciones con sus perros porque no tienen quien los cuide o bien, para no extrañarlos tanto. Sin embargo, aunque esta práctica sea muy bien intencionada puede hacer que tu perro pase muy malos ratos. Tanto así que puede terminar grave en un clínica veterinaria o incluso perder la vida, lo cual arruinaría las vacaciones de cualquiera.

Las principales causas de la descompensación y muerte de los perros en los viajes largos son las altas temperaturas, el hacinamiento y el estrés. Los buses, barcos e incluso aviones, no siempre tienen las mejores condiciones para llevar mascotas y si las tienen muchas veces sobrepasan el cupos y los animales son transportados de manera incorrecta y muchas veces cruel.

Una mujer llamada Isabel Santamarina, contó con gran dolor a un medio argentino su horrible experiencia a bordo de un buquebús desde Montevideo a Buenos Aires. En ese viaje su querido Zeze, un bulldog francés falleció al viajar dentro de un auto en una bodega sin ventilación donde la temperatura superaba los 40 grados. Zeze viajó en esas condiciones por ordenes del personal y al parecer varios animales corren el mismo destino y otro muchos logran salvarse, no sin salir con un horrendo trauma.

“Me parece increíble lo que pasó. Mi perro tenía el certificado de salud para viajar. Nunca había tenido problema. Me dijeron que se murió porque en las bodegas hacia mucho calor, no tienen aire acondicionado. Lo cuento para que no siga pasando”, contó la mujer, quien además asegura que se ha contactado con gente que vivió la misma situación con esa empresa.

Los dueños del buquebús reconocieron que efectivamente Zeze no es el primer perro que muera abordo. Pero también aseguran que es responsabilidad de los amos llevar un canil para que su perro viaje fresco y seguro, ya que el barco cuenta con solo una docena, la cual se llena rápidamente. Los perros tampoco pueden andar sueltos.

Veterinarios informan que no es raro recibir perros con estrés o deshidratados después de un viaje, según los expertos lo más peligroso son los golpes de calor, sobre todo cuando el lugar no tiene la ventilación necesaria. Lógicamente hay perros más delicados que otros y no soportan condiciones adversas, los bulldog francés, por ejemplo, jadean constantemente y con el calor se inflaman sus vías respiratorias, si pasa mucho tiempo pueden morir.

Incluso hay canes que hasta viajando con excelentes condiciones se estresan de sobremanera y tienen que ser sedados, claro que los veterinarios recomiendan usar la sedación antes del viaje a modo de prueba. Nadie quiere tener una emergencia abordo.

Si vas a viajar con tu perro verifica que esté en un lugar fresco, con aire, sin temperaturas muy altas. Además es necesario que tenga un canil y que este sea lo suficientemente espacioso para que el perro pueda pararse y rotar en su eje y acomodarse. El agua también es vital para que nuestra mascota no se deshidrate, evita sobrealimentarlo ya que puede vomitar o quedar encerrado con sus propias fecas. Otra cosa de la que te debes cuidar es de seguir al pie de la letra lo que dice el personal de transporte, en los buses los perros son metidos con las maletas en viajes muy largos y con temperaturas que ningún ser vivo podría soportar. Tienes que exigir que el bus pare cada cierto tiempo para ver a tu amigo, siempre dirán que lo le pasará nada, pero hay que estar alerta.

Los perros también tienen un historial médico, aquellos muy viejos o con problemas al corazón no deberían viajar. Y bueno, si vas a salir con tu perro para tenerlo encerrado, mejor busca a alguien que pueda alimentarlo y darle agua los días que no estarás en casa. Así tu viajas tranquilo y tu perro queda sin sobresaltos cuidando la casa.

Link: 5 datos útiles para cuando viajas con tu mascota

 Fuente: Para los perros, viajar no es un placer (La Nacion.ar)